Armada Nacional celebra el día de la fuerza submarina

463

La década de los años setenta significa un gran salto estratégico para la marina colombiana, que consciente de la situación geopolítica del momento entendió con gran acierto la necesidad de contar con una Fuerza Submarina con la que pudiera ampliar las capacidades para salvaguardar la soberanía de las aguas territoriales de la nación en las profundidades de los mares colombianos.

Bajo el nombre de Plan Tritón, Plan Cosmos y Plan Tridente, se inició en ese momento la construcción de dos Submarinos Oceánicos en los Astilleros de H.D.W. en Kiel, Alemania y el ensamblaje de dos Submarinos Tácticos, construidos por la firma Cosmos de Italia.

Hoy, tras la incorporación de los Submarinos 206A el año pasado, la Fuerza Submarina o Fuerza Silente, está conformada por cuatro Submarinos oceánicos, como parte de la estrategia para el fortalecimiento del poder naval de la Nación, no sólo con equipos modernos, sino con una Fuerza altamente entrenada y capacitada para el cumplimiento de la misión asignada.

44 años del arma Silente al servicio de la nación desde las profundidades

Para conmemorar los 44 años de la Fuerza Submarina de Colombia, la Armada Nacional realizó diferentes eventos, iniciando con una eucaristía en la iglesia de la tercera orden, una conferencia sobre la importancia del arma silente, una retreta musical.

Al final de la tarde se realizó una ceremonia militar, presidida por el señor Contralmirante Ricardo Hurtado Chacón, Comandante de la Flota Naval, en la que se impuso el distintivo de submarinista a un grupo de tres oficiales y 12 suboficiales; así como la medalla de servicios distinguidos de la Fuerza Submarina al Pabellón del Departamento de Buceo y Salvamento, al Pabellón del Grupo de Comandos Navales del Caribe y a un personal de la Armada Nacional destacado.

Relevo del Comandante de la Flotilla de Submarinos

Durante la ceremonia de conmemoración, se realizó el relevo del Comandante de la Flotilla de Submarinos, en el que el señor Capitán de Navío José David Espitia Jiménez le entregó el Comando al señor Capitán de Navío Rafael Aranguren Devia.

El Capitán Espitia durante su gestión participó el proceso de mantenimiento y modernización de la flota submarina, entregó nuevos edificios para aumentar la capacidad de alojamiento y realizó la ampliación del muelle de submarinos. A partir del próximo 30 de noviembre se desempeñará como Jefe de Estado Mayor de la Fuerza Naval del Caribe.

El Capitán Aranguren asume el Comando de la Flotilla, tras ser el director de la Escuela de Submarinos, y se enfrentará a grandes retos, como la participación de una de sus unidades en la Operación Internacional “Diesel Electric Submarine Initiative” – DESI, que se realizará el próximo mes de enero y que tiene como propósito aumentar el entrenamiento de la tripulación en escenarios reales de guerra naval con predomino de guerra antisubmarina.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente