Un total de 66 personas, entre ellos políticos y empresarios, fueron detenidos hoy en Italia bajo la acusación de corrupción en contratas públicas en beneficio de Los Casaleses, una de las familias más poderosas de la Camorra, la mafia que ejerce en Nápoles y sus alrededores.

En una nota, la Fiscalía de Nápoles informó de que 30 de los detenidos fueron conducidos a prisión y 36 se encuentran en arresto domiciliario, mientras que una persona ha sido obligada a presentarse diariamente en comisaria y otras dos inhabilitadas para cargo público durante un año como medida cautelar.

La conferencia de prensa

Los arrestados son administradores locales, funcionarios públicos, empresarios, profesores universitarios, asesores fiscales y hombres de negocios de Nápoles y Caserta, en el sur de Italia, y están acusados de haber favorecido a Los Casaleses con la adjudicación de 18 contratas públicas en esas provincias.

Según las pesquisas, la figura de referencia era un hombre de negocios napolitano, identificado como Guglielmo La Regina, que gracias a sus amistades personales lograba poner en contacto a los miembros de la Camorra con empresarios y políticos locales.

Pasquale Sommese

Entre los detenidos se encuentra el ex asesor de Turismo y Bienes Culturales de la región de Campania Pasquale Sommese, que “garantizaba financiar las obras propuestas por entes públicos y a cambio obtenía dinero o apoyo electoral” y él mismo “se encargaba de elegir al empresario que realizaría el trabajo”, según el comunicado de la Fiscalía.

Otro de los detenidos es el exalcalde de Pompeya Claudio D’alessio, por corrupción en una licitación del 2013 para la realización de obras en el cementerio local, y otro el exregidor de la localidad de San Giorgio a Cremano.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente