Ahora son demasiados los famosos que nos han dejado en esta penosa crisis, en manos de este asesino sin piedad y silencioso: Jimmy Ray, icono del tango, Miguel Periañez, director musical, Josep María Benet i Jornet, autor teatral, José María Galiana, cantautor, Luis Eduardo Aute, cantautor y tantos que no cito y otros de tantos lugares del mundo que no nombro, pero recuerdo en este artículo con gran cariño y respeto.

Hace, no mucho tiempo, meses apenas el mundo era diferente. Lo primero de todo, …, GRACIAS, por ser esa personas verdaderas. Habéis estado a nuestro lado durante años. Erais música, magia, notas y guiones con los que llenasteis nuestro tiempo y hacíais la magia de llenar nuestro tiempo, manteniendo lejos la desesperanza.

Pero en especial me gustaría dedicar este artículo a una persona que recientemente nos ha abandonado víctima del coronavirus, el Mago Montty, un hombre que tenía la facilidad innata para conectar con el público, por su gran ternura e inocencia de su personaje y que destilaba a raudales en sus actuaciones.

Comenzó en 1980, y llegó a ser un colaborador asiduo de Raffaela Carrà, entre tantos y tantos programas de televisión en los que participó.

No puedo imaginar la imagen de la magia en perfecta sintonía con la mejor de las magias. Quizás ahora te veamos ahora al otro extremo del arco iris, o en ese cielo estrellado con tus grandes cartas y tus excelencias llenas de humanidad.

Le encantaba su familia, su trabajo y las obras benéficas, a las que dedicaba parte de su tiempo y de su trabajo, cientos de ellas que hizo en su trayectoria artística. Esté momento, no sólo le pararon sus proyectos, sino que ha dejado en una grave situación económica a su familia.

Todo el mundo que lo conoció se sentía orgulloso de haberlo tratado y conocido y ser parte de su círculo cercano, especialmente por su sencillez y cercanía.

Desde ASHUMES, la Asociación del Humorismo Español se solicita ayuda para la situación en la que quedan su hijo Jesús y Olga, su esposa.

Desde aquí se hace un llamamiento para que se hagan ingresos a la cuenta de su hijo Jesús Montesa Dopico y que se transcribe a continuación. Cuenta: ES28 3081 0405 1834 5784 5414.

Gracias por vuestra comprensión, vuestra memoria y la solidaridad que ahora en estos tiempos aflora en el corazón del ser humano.

Por: José Luis Ortiz