La Asamblea Nacional de Venezuela aprobó un decreto que en que declara formalmente “la usurpación de la Presidencia de la República por parte de Nicolás Maduro, quien el pasado jueves asumió un segundo mandato que no es reconocido por ese organismo ni por gran parte de la comunidad internacional.

El Parlamento declaró que adoptará dentro del artículo 233 de la Constitución, todas las medidas que permitan formar un gobierno de transición y “poder llevar a cabo elecciones en el menor tiempo posible”.

En el decreto que fue aprobado también establece la creación de un marco legislativo con el que puedan otorgar garantías y amnistías a los policías y militares que les ayuden en esa transición y que contribuyan a “defender la democracia”.

Los diputados hacen énfasis en la necesidad de que permanezcan los organismos multilaterales y de defensa de derechos humanos en Venezuela, para lo que establecen medidas especiales.

Además de ese decreto, según Reuters, la oposición está considerando pedirles a un gran número de gobiernos extranjeros que congelen las cuentas bancarias controladas por el gobierno de Maduro en el exterior.

La solicitud estará enfocada a que los gobiernos den instrucciones a las agencias reguladoras para “prohibir cualquier movimiento de activos líquidos por parte del estado venezolano en cuentas bancarias locales”. Esto debido a la falta de legitimidad de Maduro al frente del poder en Venezuela.