En los últimos años Colombia se ha convertido en líder mundial en la producción de cannabis medicinal. El país obtuvo el año pasado un cupo, por segundo año consecutivo, de 40.5 toneladas para sembrar legalmente la planta, lo que equivale al 44% de la producción autorizada por la Junta Internacional para la Fiscalización de Estupefacientes (Jife).

La Ley 1787 del año 2016 creó el marco regulatorio propicio para el acceso seguro e informado, al uso médico y científico del cannabis y sus derivados. Así mismo, el Decreto 613 del año 2017, reglamentó la evaluación, seguimiento y control de las actividades de importación, exportación, cultivo, producción, fabricación, adquisición y uso de las semillas para la siembra de la planta de cannabis, para fines médicos y científicos.

Con esta decisión, el Gobierno Nacional abrió las puertas para que enfermedades como la Epilepsia, Parkinson, Esclerosis Múltiple, Cáncer, entre otros, fueran tratadas con medicamentos alternativos fabricados a base de cannabis medicinal.

De acuerdo con varios laboratorios que producen y comercializan Cannabis, existe un potencial de crecimiento en la siembra legal de cannabis en el territorio nacional, la cual puede llegar convertirse en una industria de $664 millones de dólares en 10 años.

Pese a que no es considerado como un área específica en algunos de los bufetes colombianos, la industria del cannabis cada vez toma más fuerza en el país, teniendo en cuenta la legalización de su utilización con fines terapéuticos.

Es por eso que firmas de abogados se han interesado en estudiar y trabajar en todo lo relacionado con esta industria y todos los términos legales y jurídicos que tiene alrededor para no convertirse en un dolor de cabeza para el país. Un ejemplo claro de esto es 613Partners una compañía experta en asesoría legal y estratégica especializada en el sector del Cannabis medicinal en Colombia. La cual proporciona a sus clientes las herramientas necesarias para cumplir las exigencias gubernamentales en la materia. A su vez, 613PS, actúa como Marketplace conectando a propietarios de licencias definitivas con inversores.

¿Cómo debe ser el proceso de autorización?

Las autoridades colombianas definieron un marco normativo que permite a los particulares solicitar diferentes tipos de licencias que abarcan desde el uso de semillas para siembra, pasando por el cultivo de plantas de cannabis sicoactivo y no sicoactivo y finalizando con la fabricación de derivados del cannabis. El proceso se materializa mediante la presentación de una o varias solicitudes escritas que conllevan al otorgamiento o rechazo de las licencias correspondientes.

¿Cuáles son los costos del proceso?

Los costos que deben pagar los interesados en solicitar algunas o todas las licencias para uso de semillas, cultivo de plantas o fabricación de derivados dependen de cada una de las licencias y sus modalidades. En todos los casos los Ministerios de Justicia y Salud permiten el pago de las tarifas por cuotas anuales durante la vigencia de las licencias (5 años).

¿A qué se enfrentaría una entidad que cultive, compre y venda sin contar con los premisos?

Cualquier persona que Compra y Vende Empresas Licenciadas de Cannabis en Colombia debe tener en cuenta que el Código Penal Colombiano en su artículo 375 contempla sanciones de tipo penal para quienes sin permiso de autoridad competente cultiven, conserven o financien plantaciones. En ese sentido quienes tienen licencias expedidas por las autoridades también deberán tener en cuenta que deben dar cumplimiento a sus obligaciones derivadas de las mismas y del régimen legal aplicable o de lo contrario se podrán ver expuestos a sanciones y terminaciones de sus licencias y permisos.

¿Qué beneficios tiene el asesoramiento legal?

Entidades como 613Partners tiene la posibilidad de ofrecerle a sus clientes un asesoramiento legal de acuerdo a cada una de las áreas que incluye la industria del cannabis, en ese sentido las compañías estarán menos expuestas a infringir la ley o cometer errores de forma directa o indirecta.

Negocio a nivel mundial.

Se prevé que para el año 2025 el negocio global en torno a la marihuana moverá alrededor de 5.000 millones de dólares. En la actualidad ya cuenta con 75 millones de consumidores legales, entre la industria médica y el ocio.

En Canadá, donde está autorizado su consumo tanto medicinal como recreativo, el negocio ya supera los 6.000 millones de dólares, con cinco millones de consumidores.