El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dio por cerrado este martes el conflicto armado de más de medio siglo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en un acto en el que esa guerrilla completó de manera simbólica su proceso de dejación de armas.

“Hoy (martes) 27 de junio para mí y creo que para la inmensa mayoría de los colombianos es un día muy especial, un día que jamás olvidaremos, ¡el día en que las armas se cambiaron por las palabras!“, manifestó Santos en el acto celebrado en la zona veredal transitoria de normalización (ZVTN) de Buenavista, en el municipio de Mesetas, centro del país.

El mandatario afirmó que la dejación de armas de las FARC es ‘la mejor noticia para Colombia en los últimos 50 años’. No somos más un pueblo enfrentado entre sí, no somos más una historia de dolor y de muerte en el planeta, somos un solo pueblo y una sola nación avanzando hacia el futuro dentro del cauce bendito de la democracia”, afirmó el presidente.

El jefe de Estado añadió que el país está hoy emocionado al constatar “el fin de esta guerra absurda que no sólo duró más de cinco décadas”, sino que dejó más de ocho millones de víctimas, entre ellas “más 220.000 compatriotas muertos”. “Lo que celebramos hoy los colombianos es que armas que alguna vez se levantaron para atacarnos entre nosotros serán guardadas y selladas en contenedores a cargo de las Naciones Unidas”, agregó el presidente y Premio Nobel de Paz.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente