Con coloridos vestuarios y las danzas tradicionales, las 59 comparsas de las instituciones educativas de la ciudad llevaron a cabo el recorrido que inició en la calle larga de Getsemaní tuvo como punto final la Plaza de la Aduana.

Estudiantes, propios y turistas se gozaron está fiesta y demostraron que las fiestas de la independencia se pueden disfrutar con civismo y cultura.

Cientos de niños y adolescentes fueron los protagonistas de este espectacular cabildo que año tras año convoca a los cartageneros.

Salsa, merengue, champeta, cumbia y mapalé fueron los géneros que predominaron en el desfile.