El gobierno de Colombia atribuyó este martes al ELN un nuevo ataque a uno de los principales oleoductos del país, a cinco días del inicio de la tregua con esa guerrilla.

“Parecería que, con estos insensatos prólogos, el ELN quisiera entrar al cese al fuego el próximo 1 de octubre con el mayor repudio y descrédito posible ante la opinión pública colombiana”, dijo Juan Camilo Restrepo, jefe negociador del gobierno en los diálogos que se desarrollan en Quito.

La nueva voladura al oleoducto Caño Limón Coveñas “compromete el medio ambiente contaminando las quebradas La Cristalina, La Tiradera y al río Catatumbo”, en el noreste del país, señaló la delegación del gobierno en un comunicado.

El Ejército de Liberación Nacional (ELN), única guerrilla activa en Colombia, no se ha pronunciando hasta el momento sobre el ataque.

El atentado produjo la ruptura del ducto y el derrame de petróleo en el río y las dos quebradas en el municipio de Teorema, en el departamento de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela, indicó en un comunicado Ecopetrol, la mayor empresa de crudo del país.

“Condeno atentado a Caño Limón Coveñas, que afecta a la población civil y deja grave daño ambiental”, expresó el presidente Juan Manuel Santos en su cuenta de Twitter.

El embate afectó nuevamente al oleoducto de 780 km de longitud, blanco frecuente de ataques atribuidos por autoridades a al guerrillaguevarista.

El ejército también atribuyó al ELN otro ataque el martes al oleoducto pero en un tramo del departamento de Arauca (noreste), que causó un “derrame de crudo sobre la flora”, según un comunicado.

Las autoridades y expertos de Ecopetrol ya se desplazaron a la zona para verificar si existen otras afectaciones al oleoducto.

La empresa hizo un llamado a los habitantes de la zona para que no se acerquen al derrame y se abstengan de prender fuego en velas, motores, fogatas y cigarrillos.

En lo que va del año se han registrado 44 ataques contra la misma tubería, según Ecopetrol.

El ELN, con unos 1.500 combatientes según autoridades, se opone a las multinacionales petroleras y mineras, alegando que se llevan los recursos del país en detrimento de la mayoría de la población.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente