En una nueva sesión del Consejo Departamental de Política Social (Codeps), presidido por el gobernador Jorge Emilio Rey Ángel, se abordaron diferentes temas relacionados con la protección de los derechos de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes.

El defensor del Pueblo de Cundinamarca, Julio Quintero Castellanos, hizo un llamado de atención a algunos municipios del departamento, donde los indicadores de los últimos años muestran un aumento en la mortalidad prenatal y neonatal, explotación infantil, tasa de suicidio, desnutrición aguda en menores de cinco años y las elevadas cifras de VIH-Sida.

Los municipios donde más se evidencia aumento de estos indicadores son Girardot, Fusagasugá, Chía, Facatativá y Zipaquirá.

“Sobre este tema reiteramos la importancia de articular las cifras de Cundinamarca con los demás entes territoriales, para saber si hemos sido eficaces y eficientes en la atención. Estamos listos para reaccionar y presentar los avances en la medición de esos indicadores, con el apoyo de la Defensoría del Pueblo y las demás entidades”, concluyó el gobernador.

De esta manera, será posible determinar las cifras y así conocer qué tan grande es el problema para poder plantear las soluciones.

De igual forma, dejó claro que van a trabajar conjuntamente con el Departamento para la Prosperidad Social a través de la Secretaría de Planeación en la generación de información que les permita reducir notablemente la pobreza y a su vez, vinculada con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, (ICBF) con una estrategia denominada ´Una hora contra el trabajo infantil´ para promover los derechos de los niños, niñas y adolescentes en riesgo de trabajo infantil.