A partir de cierta edad las infecciones en la zona V son una realidad que la mayoría de las mujeres empieza a sufrir y que las pone en una situación caracterizada por estigmas, pena e incomodidad, creando un contexto donde es mejor buscar soluciones por cuenta propia que acudir un profesional de la salud. Por tal razón, las plataformas web especializadas se convierten en una fuente primaria de consulta cuando se hace necesario recibir una orientación profesional médica.

Las infecciones íntimas en las mujeres son inflamaciones ocasionadas por hongos, bacterias, virus o parásitos que alteran la flora vaginal. Por lo general, este tipo de problemas son resultado de diferentes factores, tales como las variaciones hormonales, una higiene íntima excesiva o deficiente, el uso de antibióticos, las prácticas sexuales de riesgo, entre otros. Además, aunque estas infecciones son bastante comunes y se estima que 3 de cada 4 mujeres padecerán al menos una vez en la vida una de éstas, aún existe gran desconocimiento sobre estas enfermedades.

“Las orientaciones médicas online permiten a los usuarios resolver cualquier tipo de duda de forma anónima y remota. A partir de la experiencia de las más de 66 millones de interacciones registradas en 1DOC3, hemos identificado que las infecciones vaginales son un tema que genera gran preocupación, principalmente, en las mujeres entre los 20 y 45 años y, como resultado, es recurrente que hagan consultas para aprender y empoderarse de las herramientas disponibles para resolver vacíos de información. En ese sentido, sabemos que ellas están buscando canales impersonales de guía profesional para entender las implicaciones de estas infecciones y cómo superarlas”, afirmó la doctora Lina Porras, Directora Médica en 1DOC3.

Por lo anterior, y aunque para tener un diagnóstico definitivo siempre se debe acudir al médico, a continuación, se mencionan las infecciones más comunes que afectan a las mujeres y las señales de alerta que deben conocer para identificar si están presentando la enfermedad:

  • Vaginosis bacteriana: Es resultado del desequilibrio entre los diferentes tipos de bacterias saludables de la vagina. El síntoma principal es un flujo vaginal delgado y abundante con un olor intenso, y es la infección íntima más común en las mujeres.
  • Candidiasis: Ocurre debido al aumento del hongo Candida albicans, que normalmente está presente en la flora de la zona V. Los síntomas son flujo blanquecino, comezón, ardor, hinchazón, enrojecimiento y dolor al contacto íntimo.
  • Tricomoniasis: Infección ocasionada por el parásito Trichomonas vaginalis al contacto sexual. Los síntomas son flujo blanco, amarillo o verde con mal olor, comezón y dolor en la región íntima.

Para evitar estas enfermedades, o cualquier otro tipo de ellas, es importante proteger la zona íntima siguiendo simples recomendaciones, como mantener una higiene adecuada; usar elementos de aseo que ayuden a mantener un pH balanceado; utilizar ropa interior de algodón; y evitar prendas muy ajustadas en la zona V. Sin embargo, los profesionales de la salud saben que aun cuando se tengan los cuidados señalados, la posibilidad de tener una infección siempre está latente, motivo por el cual ninguna mujer debe sentirse apenada o aislarse si presenta un signo de alerta, sino acudir a un profesional para que este pueda poner su conocimiento y experiencia al servicio de la salud y el cuidado de la mujer.