La noticia conocida el martes sobre las exportaciones a Estados Unidos que colocan a Venezuela en el sexto lugar como suplidor de crudo y combustibles, por debajo de Colombia, nos obliga, a hacer un corto y preciso comentario.

Las cifras de la Agencia de Información de Energía de Estados Unidos de febrero de 2018 indican que Venezuela exportó un promedio de 472.000 barriles por día, mientras que Colombia despachó 477.000 barriles diarios.

En promedio anual, los suministros de Venezuela están por el orden de 502.000 barriles al día mientras que los de Colombia están ligeramente por debajo en 495.000 barriles diarios pero con una tendencia al aumento, tal como lo apuntan las cifras de febrero.

Vale la pena acotar que la producción de Colombia puede situarse alrededor del millón de barriles diarios con tendencia a estabilizarse y con unas reservas de crudo que no alcanzan los 2 mil millones de barriles, mientras que Venezuela produce actualmente alrededor de 1 millón 400 mil barriles diarios con marcada tendencia a la baja y tiene ¡326 mil millones de barriles de reservas!

Es decir, con 160 veces más de reservas de crudo, Venezuela apenas produce 400 mil barriles adicionales de crudo que Colombia.

Cifras que solo denotan, una gestión negligente, irresponsable, corrupta y vergonzosa que, durante casi dos décadas, ha signado al sector hidrocarburos en Venezuela y que se solo tiende a empeorar, bajo la insultante gestión del mayor general de GNB, Manuel Quevedo como ministro de Petróleo y presidente de PDVSA.

Sobre esto, poco o nada se oye de la dirigencia política del país.

Por: Horacio Medina @unape