El funcionamiento continuo y eficiente de los Puertos es de interés público (Ley 1 de 1991) y está regulado por el Gobierno Nacional. Garantizar las operaciones portuarias para la importación de mercancías al país y la exportación de productos colombianos para evitar afectaciones adicionales a la economía colombiana, es un deber y un compromiso del Grupo Puerto de Cartagena.

Por ello, la organización acata y aplica estrictamente los procedimientos y directrices dictados por las autoridades, a través de decretos y resoluciones, en el marco de la Fase de Contención establecida.

Conforme a instrucciones de la Capitanía de Puerto y la Dirección General Marítima (DIMAR), el Grupo Puerto de Cartagena realiza operaciones a los buques de carga que llegan a sus terminales, con medidas estrictas para los operadores de las motonaves.
Dentro de las nuevas medidas trazadas se destacan entre otras, que el capitán de cada embarcación, por medio del agente marítimo, tiene que reportar a través del SITMAR, la Declaración Marítima de Sanidad de forma diaria y hasta tres horas previas al arribo de la nave.

Luego de esto, una vez el barco está en puerto, se realiza la visita a bordo de la autoridad sanitaria, en este caso, funcionarios del Departamento Administrativo Distrital de Salud -Dadis, quienes determinarán la pertinencia de subida de las demás autoridades a la embarcación que para el caso son Capitanía de Puerto, ICA y Migración Colombia.

Si todo está en orden al interior del barco, las autoridades permitirán iniciar las operaciones de descargue y cargue de contenedores. En caso de encontrar sintomatología o perfilación de riesgo, de acuerdo al protocolo estipulado, el buque pasaría a cuarentena de inmediato. Es de resaltar que las únicas autoridades que pueden restringir la entrada o no de un buque son el Ministerio de Defensa y la Capitanía de Puerto de Cartagena.

La DIMAR señaló además que se prohíbe el embarque, desembarque y cambio de tripulaciones durante el tiempo de permanencia en el puerto de Cartagena y prohíbe la bajada a tierra de los tripulantes.

Las personas que eventualmente sean autorizadas para bajar deberán seguir en todo momento las medidas de bioseguridad determinadas por las autoridades sanitarias.

Controles internos.

Para coadyuvar con las disposiciones de las autoridades, se informa a los clientes y usuarios del puerto que el Grupo Puerto de Cartagena ha establecido los siguientes controles internos:

  1. Prohibición de ingreso a las terminales a cualquier persona con algún síntoma del COVID-19.
  2. Controles de temperatura corporal en las entradas de las terminales para proveedores, TANTO PARA clientes COMO PARA EL personal de la empresa.
  3. Reporte a la autoridad local de salud sobre cualquier caso sospechoso.
  4. Control especial al personal que haya viajado a países con afectación.
  5. Cancelación de reuniones, con excepción de aquellas que sean esenciales, pero deberán estar autorizadas por un director.
  6. Cancelación de todas las visitas y eventos en el puerto.
  7. Cancelación de viajes nacionales e internacionales.

Además, la empresa ha dispuesto tanto en la zona de muelles, patios, operaciones y demás áreas de la organización, el uso de guantes y máscaras al personal con atención a público externo, gel antibacterial en todas las áreas públicas, instrucciones de limpieza de manos y recomendaciones para evitar los contagios.

Por otro lado, se ha designado personal adicional para limpieza y desinfección más frecuentes en sitios estratégicos como el restaurante, el centro de servicio al cliente, el transporte interno, entre otros.

Medidas y Autocuidado.

Mediante una estrategia de comunicación, se promueve el autocuidado a toda la comunidad portuaria, se dan a conocer los aspectos más relevantes del COVID 19, las recomendaciones dadas por las autoridades, los síntomas y qué hacer en caso de síntomas, además de incentivar a replicar las buenas prácticas en los hogares y familiares de los colaboradores.