Al menos 19 personas, entre ellas cuatro niños, murieron en Sri Lanka cuando una montaña de basuras sepultó un 145 chabolas de un barrio de Colombo, la capital del país.

Según la portavoz del hospital nacional de Colombo, Pushpa Soysa, dos niños y dos niñas de entre 11 y 15 años están entre las víctimas del accidente. En total 21 personas fueron trasladadas al hospital, indicó la misma fuente.

El derrumbe tuvo lugar en Kolonnawa, al noreste de Colombo, cuando una montaña de basuras de 91 metros de altura, desestabilizada por las lluvias torrenciales, prendió fuego y se cayó encima de las viviendas.

Un portavoz militar, Brigadier Roshan Seneviratne, dijo que las tropas mantenían una operación de rescate 24 horas después del desastre, pero temían que las posibilidades de encontrar a alguien con vida eran escasas.

El empresario Saman Wimalasiri fue uno de los primeros en ayudar a rescatar a personas atrapadas en el interior de las casas.

“Utilizamos cuerdas y sacamos a una anciana que estaba atrapada bajo los escombros de su propia casa y nos llevó unas cuatro horas ponerla a salvo”

Dijo a la AFP.

Los primeros rescates se llevaron a cabo por voluntarios como Wimalasiri hasta que el presidente Maithripala Sirisena ordenó la movilización de centenares de soldados y de la policía en la zona para ayudar a los bomberos.

Un total de 145 casas, en su mayoría chabolas, fueron destruidas, según la policía.