Bakú sale ganando al no coincidir con las 24 horas de Le Mans

77

El promotor de esta carrera promete un espectáculo mayor para esta edición
Ya han vendido cinco veces más entradas que el año pasado

Los promotores del Gran Premio de Bakú, prueba que se va a disputar esta temporada en el mes de junio, están muy contentos por el hecho de no tener que compartir el fin de semana con las 24 horas de Le Mans, una de las carreras más importantes de todo el año.

Esta situación, totalmente diferente a lo que se pudo observar el año pasado, empieza a tener grandes beneficios para ellos, pues observan cómo se ha elevado la venta de entradas y el interés general por la carrera es mucho más importante que el observado en la campaña anterior, cuando el circuito traía una gran cantidad de dudas e incógnitas.
En este sentido, el promotor de la carrera, Arif Rahimov, estaba muy satisfecho con los cambios que se habían hecho este año, y por no tener que compartir protagonismo con otra carrera, algo que les iba a dar una mayor presencia.

“Es bueno tener más prensa y espectadores en Azerbaiyán para la carrera. El año pasado mucha gente tuvo la oportunidad de ver lo que era la carrera y atrajo a una gran cantidad de espectadores internacionales. Le Mans es un gran evento y muchos tienen que decidir a qué cita ir, algo que no va a pasar este año ni a los medios de comunicación ni a los aficionados. Otra cosa positiva es que nuestra carrera no está seguida con ninguna prueba, así que tenemos más tiempo para prepararnos, junto con la gestión de la F1 y sus equipos técnicos, para estar seguros de que la pista está bien. El año pasado fue una pesadilla logística organizar todo en un periodo tan corto de tiempo”, ha recordado en declaraciones para el portal estadounidense Motorsport.com.

Rahimov también ha indicado que la asistencia a la carrera ha aumentado, al menos en lo que se refiere a la venta de entradas, hasta el punto de ser cinco veces más, algo a lo que ha contribuido el mayor conocimiento de la carrera y las buenas perspectivas de futuro.

“Crece la venta, desde la tendencia que vemos ahora comparada con la del año pasado hasta este momento se han vendido cinco veces más entradas, así que hay un gran cambio, en el que probablemente ha influido el hecho de que mucha gente que vio la carrera por televisión el año pasado ha decidido comprar una entrada. Mucha gente local ha recibido educación sobre la carrera, así que saben lo que compran y sólo quieren ir allí y verla. Nosotros queremos ver la carrera y queremos ser parte del espectáculo”, ha añadido.

Sobre el show que se espera que ofrezca este año, la carrera considera que es algo que puede tener un mayor calado esta vez, ya que la pista tiene un gran atractivo y se ha visto en los últimos años como las primeras carreras que se hacían en nuevos lugares lucían poco.

“El primer año en Sochi fue aburrido, no hubo accidentes ni nada relevante. No digo que la pista sea aburrida, es muy buena, pero el primer año fue muy calmado, lo mismo que nosotros, pero el próximo año será un gran show. Creo que tiene más que ver con la confianza de los pilotos ante los nuevos cambios de reglamento. Una vez que la confianza ha crecido tras la carrera del año pasado, va a ser mucho más interesante, lo puedes ver en las pruebas o la sesión de clasificación. La pista es inolvidable, no puedes fallar, es estrecha y no perdona. No sólo para los coches más anchos sino también las escapatorias y las curvas hacen que tengas que estar acertado. Tienes que atacar el piano en el lugar adecuado para no tocar la valla, como hizo Hamilton el año pasado. Hay un gran potencial para tener un gran show”, ha insistido para terminar.

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente