Balance positivo en materia de financiación de infraestructura en Colombia

385

Preparación en marcha para enfrentar los retos por venir

• Avance en Programa 4G con 33 proyectos aprobados, de los cuales 31 han sido adjudicados, 20 cuentan con acreditación contractual ANI y 7 con cierres financieros definitivos por 13,2 billones de pesos.
• Diversificación de fuentes de financiación locales e internacionales con la participación de 19 instituciones.
• Cuatro emisiones de bonos en el mercado de capitales internacional por US$ 650 millones para apoyar el cierre financiero de dos proyectos que consiguieron el 67,5% de su financiación con las emisiones y con fondos de deuda.
• Primer Proyecto de la Primera Ola del Programa 4G contó con la participación del mercado de capitales.
• Recursos de Isagén aumentan capacidad de apalancamiento de FDN a 25,6 billones de pesos, lo cual potencia su rol de movilizador de fuentes para alcanzar niveles superiores a los 100 billones de pesos procedentes de otras fuentes, y responder al enorme reto de financiación de las necesidades de Infraestructura que incluye PMTI, accesos a ciudades, 4G y transporte urbano.

Cartagena de Indias, 25 de noviembre de 2016. En el marco del Congreso anual de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, el Presidente de la Financiera de Desarrollo Nacional, Clemente del Valle, presentó un balance de los avances y los retos que tiene el país en materia de financiación de infraestructura.

Colombia se encuentra desarrollando el programa más grande de APP´s en carreteras de América Latina, que incluye 31 proyectos viales adjudicados, de los cuales 20 son de iniciativa pública y 11 de iniciativa privada, para un total requerido de financiación de más de 52.2 billones de pesos en deuda y equity. Después de dos años de iniciada la adjudicación del Programa, el Presidente de la FDN entrega un balance positivo con 20 proyectos con acreditación contractual ANI y 7 con cierres financieros definitivos (Pacífico 1, Perimetral de Oriente, Pacífico 3, Cartagena-Barranquilla, Conexión Norte, Pacífico 2 y Girardot-Puerto Salgar).

Principales logros en materia de financiación

Se logró una diversificación de fuentes de financiación y la atracción de fuentes internacionales. El programa de financiación ha contado con la participación de 19 instituciones locales e internacionales. La financiación de los proyectos con cierre financiero por un monto total de 13,2 billones, ha provenido en un 24% de fuentes internacionales (Banca internacional y multilaterales), 48% de la banca local, 18% de inversionistas institucionales a través del mercado de capitales (fondos de deuda y bonos) y 10% de la FDN.
Clemente del Valle aseguró que “El balance es positivo, logramos contar con una multiplicidad de fuentes nacionales e internacionales. Hoy somos líderes en América Latina en financiación vía mercado de capitales, con los proyectos Pacífico 3 y Costera, quienes consiguieron el 68% de su financiación a través de fondos de deuda y mediante la emisión de bonos internacionales que resultó siendo una alternativa muy competitiva. Haber conseguido por primera vez en la historia de Colombia una emisión de bonos internacionales para un proyecto de infraestructura y teniendo en cuenta lo conservador que está actualmente el mercado institucional, es un gran logro, pero haberlo alcanzado en el primer proyecto que hizo cierre financiero definitivo de la primera ola, como fue Pacífico 3, es una muestra de la solidez del Programa, de la efectividad de los productos innovadores que introdujimos desde la FDN al mercado y de la confianza en Colombia y sus instituciones.”

Otro logro es que se han conseguido mejores condiciones de financiación para los proyectos, principalmente se logró ampliar los plazos. Los proyectos han conseguido plazos de financiación de 18 años en promedio, cuando la expectativa al inicio del Programa era de 8 años aproximadamente. En este mismo sentido, las tasas de financiación se han reducido pues inicialmente se esperaban tasas de 9% y hoy están en 7%. “Hoy la banca internacional está recortando los plazos; haber logrado plazos de 16 y 17 años, a tasas tan positivas como libor más 3% en promedio, es un gran logro que se alcanzó gracias a las coberturas y a la promoción que hemos venido haciendo sobre la calidad del Programa” agregó Del Valle.

El liderazgo de la FDN para lograr la financiación de los proyectos

El tamaño del reto en materia de financiación al que se enfrentaba el país implicó una transformación del modelo de financiación de infraestructura en el país, para pasar de una en la cual la distribución del riesgo estaba más concentrada en el Gobierno, con una baja exigencia de capital a los concesionarios y en el que la financiación eran básicamente créditos corporativos a máximo 10 años, al modelo de Project Finance que permite una asignación apropiada del riesgo entre el público y el privado, y en el que la principal característica es la aplicación de estándares y mejores prácticas internacionales.

El cambio de modelo de financiación que pasó de una estructura con anticipos del Estado y financiación corporativa, que se centraba en la capacidad del concesionario de repagar la deuda, a una financiación bajo el mecanismo de Project Finance en donde se analiza la capacidad del proyecto y de su flujo de caja para repagar la deuda, permitió conseguir mayores plazos (entre 10 y 20 años) y la vinculación de múltiples fuentes de financiación.

La aplicación de los estándares internacionales para el nuevo modelo de financiación ha implicado mayores exigencias no solo para los concesionarios, quienes han tenido que fortalecerse patrimonialmente y aceptar estándares tales como respaldar sus aportes de capital con garantías bancarias para ajustarse a las nuevas exigencias, sino también para todos los actores entre estos la banca local, las instituciones públicas y las firmas de apoyo como son las firmas de abogados. Todos han tenido que crear equipos especializados, elevar sus capacidades técnicas y generar una mayor capacidad de análisis.

“En Colombia tuvimos que hacer un cambio en el paradigma de financiación de la infraestructura e introducir el Project Finance que permite que los concesionarios impulsen un mayor número de operaciones pues reciben la financiación para cada proyecto en función de su estructura y en función de sus flujos de caja y no del balance como compañía, y además garantiza la diversificación de fuentes de financiación. Hoy podemos decir que fue una decisión acertada que implicó una curva de aprendizaje para todos los actores y nuevos requerimientos que hicieron más dispendioso el proceso, pero que nos ha permitido contar con una multiplicidad de fuentes de financiación locales e internacionales y poder responder a las necesidades de financiación” agregó Del Valle.

La implementación del nuevo modelo ha requerido varios cambios entre otros elevar y fortalecer los estándares de los proyectos y los concesionarios, para lograr atraer fuentes de financiación internacionales e innovar en materia de productos financieros, con el fin de que los proyectos mejoren su perfil crediticio y logren conseguir los cierres financieros.

La creación de la FDN, entidad financiera especializada en infraestructura, ha sido fundamental en este propósito pues cuenta con el conocimiento y la experiencia que le aportan sus socios, la CAF, el IFC y el banco japonés experto y líder internacional en financiación de grandes proyectos, como lo es el Sumitomo Mitsui Banking Corporation, además de un equipo humano local especializado. Es así como la entidad ha contribuido a elevar los estándares en todos los jugadores participantes, ha promovido los proyectos del Programa en el exterior con el fin de atraer inversionistas extranjeros, se encuentra estructurando proyectos de transporte masivo e infraestructura social y ha impulsado productos financieros innovadores tales como la línea de liquidez y los fondos de deuda, que brindan confianza a los inversionistas para que inviertan en los proyectos. “En la FDN hemos diseñado productos innovadores que han logrado crear operaciones más atractivas para fuentes conservadoras y con reservas de entrar a un nuevo país y a un nuevo programa,” complementó Del Valle.

En materia de financiación directa a los proyectos en el Programa 4G, y una vez ingresados en junio de este año los recursos de Isagén, la FDN ha comprometido 2.7 billones de pesos, de los cuales 1,09 billones corresponden a compromisos de Deuda Senior, Líneas de Liquidez y Bonos de proyecto en proyectos que cuentan con cierre financiero definitivo; 0,86 billones en Deuda Senior y Líneas de Liquidez a proyectos que se encuentran en proceso de conseguir cierre financiero definitivo, 0,5 billones en Garantías Bancarias y 0,2 billones en Fondos de Deuda. Actualmente está estudiando 17 proyectos por más de $4.6 billones, aproximadamente.

Con el ingreso de 2,5 billones de pesos provenientes de Isagén que la fortalecieron patrimonialmente, más los 3,3 billones que ingresaron al FONDES, fondo que será administrado por la FDN, su capacidad de apalancamiento se elevó a 25,6 billones de pesos, lo cual potencia su rol de movilizador de fuentes para alcanzar los 102,4 billones de pesos procedentes de otras fuentes requeridos para financiar todo el programa de infraestructura que incluye PMTI, accesos a ciudades, 4G y transporte urbano.

“Los recursos de Isagén nos permiten tener un mayor nivel de liderazgo. En la primera ola vimos como nuestra capacidad de participación fue limitada frente a la demanda de recursos. Con estos nuevos recursos podemos, en la segunda y tercera ola, aumentar nuestra participación por proyecto al 20 o 25%, también nos da el patrimonio necesario para acompañar las colocaciones de bonos o garantizar la colocación, y apoyar la sindicación de créditos sobre todo cuando se están introduciendo nuevas estructuras” precisó Del Valle.

Preparación en marcha para enfrentar los retos por venir

En la próxima década, las necesidades de recursos para financiar el Programa de 4G, PMTI, accesos a las ciudades y transporte urbano son enormes y la capacidad de financiación local es limitada, por lo tanto, se requiere desarrollar nuevos instrumentos que permitan reciclar las fuentes y ampliar el número de jugadores.

Al respecto Clemente del Valle precisó que “Colombia parte de una plataforma positiva que es lo conseguido en la primera ola, pero los retos en financiación son grandes y necesitamos reciclar los recursos de la banca local y de la misma FDN y seguir ampliando la base de jugadores. Para esto debemos trabajar en profundizar el mercado de capitales y en impulsar nuevos instrumentos como la compra o titularización de cartera y bonos de refinanciación que permiten liberar parte de la capacidad de la banca y mantener su apetito de financiación.”

Del Valle puntualizó que “Estamos trabajando mediante la innovación de productos que permitan, por ejemplo, habilitar la participación de bancos que hasta el momento no lo han podido hacer por los plazos impuestos por Basilea 3. Para esto, vamos a introducir una nueva modalidad de crédito, los miniperm, que son a más corto plazo y que son normalmente refinanciados en el mercado de capitales mediante una emisión de bonos. Estas estructuras también van a permitir la entrada de otras fuentes internacionales, junto otros mecanismos como las coberturas cambiaras, la posibilidad de dar fondeo en pesos a la banca internacional para mantener la financiación en dólares y garantizar la mayor participación de fuentes externas. Para todo esto es muy importante los recursos de Isagén pues nos permiten ampliar nuestra participación y responder a las necesidades de los proyectos.”

Por último, Clemente del Valle finalizó su presentación afirmando que se hace necesario trabajar en la integración en el Marco de la Alianza del Pacifico, en promover una mayor eficiencia en la administración de los Fondos de Pensiones públicos e incentivar el desarrollo del mercado de rentas vitalicias.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente