Bryan Barberena, de 32 años, es una de las representaciones colombianas en la cúspide de las MMA, la UFC, junto con Sabina Mazo, Danny Chávez y Julio Arce. “Bam Bam”, pues ese es su apodo como luchador, nació hace 32 años en California, pero sus raíces familiares vienen de Cali, y el atleta ha dicho sentirse tan colombiano como estadounidense.

Desde que llegase a la UFC, a finales de 2014, su racha ha sido irregular, compaginando 6 victorias y otras 6 derrotas; eso sí, peleando contra rivales de primer nivel como Colby Covington, Vicente Luque o Leon Edwards y protagonizando grandes actuaciones. El año 2020 estuvo marcado por su recuperación de una intervención quirúrgica en el abdomen, lo cual solo le permitió hacer una pelea en todo el año, concretamente ante Anthony Ivy, la cual ganó.

Próximo combate

Informaciones recientes han constatado que su nueva aparición en el octágono está prevista para la UFC Fight Night del próximo 4 de diciembre. El combate será contra Matt Brown, en la categoría del peso welter. Brown, de 40 años, tiene una larga trayectoria en este deporte, y también en la UFC, a la que llegó a mediados de 2008. Su récord también es un tanto irregular, aunque llegó a encadenar 7 victorias seguidas entre 2012 y 2014. Se ha enfrentado a algunas de las leyendas de la compañía, como Stephen Thompson (al que derrotó), Demian Maia, Robbie Lawler o Donald Cerrone. “The Inmortal” Brown es un luchador muy completo, con buen “striking” (su punto fuerte) y también conocimientos de Jiu Jitsu para el trabajo de suelo.

El cartel de la noche estará encabezado por la pelea entre el excampeón Jose Aldo y Rob Font. Aldo, que había dominado el peso pluma de la UFC durante unos 4 años, perdió su título a finales de 2015 contra el popular Conor McGregor y empezó una racha bastante negativa, aunque ahora lleva 2 victorias seguidas en el peso gallo. Completarán el cartel de la velada, que se celebrará en el UFC Apex de Las Vegas, nombres como Jimmy Crute (semi pesado), Sergei Pavlovich (pesado) o Brad Riddell (ligero). Pese a no contar con ningún campeonato, el evento tendrá un gran seguimiento, como siempre ocurre con la organización de Dana White.

La UFC no es solo ya el mayor escaparate mundial de las MMA, sino que también se está convirtiendo en una de las organizaciones deportivas más importantes. Lo que empezó como un “show” para encontrar el arte marcial o sistema de combate más efectivo se ha acabado convirtiendo en un negocio millonario con audiencias de verdadero escándalo. En esto tiene mucho que ver su actual “mandamás”, Dana White, que ha sabido ver el potencial del espectáculo y ha tenido la mente empresarial necesaria para aupar a la UFC a lo más alto del “Pay-per-view”. Entre sus acciones como responsable están los acuerdos con empresas de primer nivel, como la de ropa deportiva Venum, la sala de poker online PokerStars y algunas cadenas de televisión, como Fox Broadcasting Company de Estados Unidos.

Una división con el mejor de la UFC

Precisamente, en el peso welter, donde compite Barberena, Kamaru Usman puso en juego su cinturón recientemente frente a Colby Covington, en una pelea bastante más cerrada de lo que se esperaba, teniendo en cuenta que Usman está considerado el mejor “Libra-por-libra” de la UFC. A pesar del buen combate de su rival, “La pesadilla nigeriana” se impuso por decisión unánime, aunque las tarjetas no marcaron una gran diferencia de puntos entre ambos. Al campeón, con una racha invicta de 14 combates desde que llegó a la organización, no le quedan ya muchos rivales a los que derrotar de su división, por lo que su próximo contendiente puede que sea Vicente Luque, con quien todavía no ha peleado. Luque, por su parte, ha mostrado interés últimamente por pelear frente al veterano Nate Díaz, lo que le aseguraría una buena bolsa a tenor del carisma de su rival.

Por lo pronto, habrá que estar atentos a la próxima actuación de “Bam Bam” Barberena para ver si una eventual victoria le permite escalar posiciones y medirse con algunos peleadores del Top 10 de la categoría para poder llegar a opciones cercanas al título, aunque para eso aún faltarían varios combates. Y parece que hay Usman para rato.