La capital del departamento del Atlántico se suma a la gran movilización que ha cruzado todo el continente latinoamericano para rechazar la violencia contra la niñez.

Cerca de 800 personas marcharán, bajo el lema Cero violencia cien por ciento ternura, por las calles de Barranquilla hasta llegar a la Institución Educativa Germán Vargas Cantillo, en donde finalmente se hará un pacto simbólico a través del cual los ciudadanos asumirán sus compromisos por la protección de los niños y niñas.

En Barranquilla, durante el 2018, aumentaron significativamente los casos de violencia contra la niñez, especialmente los reportes de abuso contra menores de 18 años de edad. De acuerdo con Medicina Legal y Ciencias Forenses, el año pasado cerca de 724 personas fueron valoradas por presunto delito sexual; de las cuales, cerca del 88% corresponden a niños, niñas y adolescentes (641 casos). Este año las cifras van en aumento y por eso la ciudad, el próximo 16 de febrero, se tomará las calles para exigir un mejor trato hacia la niñez del municipio.

“Alcemos nuestras voces para que se escuchen más fuertes y por fin silenciemos las malas intenciones de maltratadores, abusadores y explotadores. Hay que movilizar a padres, instituciones y autoridades hacia la tierna protección de los niños. Este debe ser el compromiso”, aseguró Martha Yaneth Rodríguez, Director Nacional de World Vision Colombia, una de las organizaciones que coordina la caminata.

Huellas de Ternura es la caminata que viene desde México y terminará en Argentina. En Colombia ya se ha realizado en Cúcuta, Bucaramanga, y la última vez fue en Bogotá en donde asistieron cerca de 2 mil personas, representantes de distintos sectores. Ahora el turno es para Barranquilla y próximamente serán las ciudades de Medellín, Santa Marta, Cartagena.

En la ciudad participarán estudiantes, padres de familia, representantes del gobierno local, policía nacional e integrantes de las organizaciones aliadas.