¿Beber mucha agua puede dañar tu salud?

636

Los médicos y nutricionistas han recomendado beber agua pura, al menos dos litros diariamente. Sin embargo, algunos de ellos dicen que esto podría estar causando ciertos desórdenes de salud en algunos pacientes y por eso cada uno debe evaluar si esos dos litros son necesarios y beneficiosos en su propio caso. Por eso, aquí analizo ciertas ventajas y desventajas de beber mucha agua para que saques tus propias conclusiones sobre si puede dañar tu salud o no.

Las ventajas de beber mucha agua diariamente

Y aquí no me refiero al líquido que una persona podría beber en forma de infusiones, bebidas gaseosas ni jugos de frutas: me refiero al agua pura. Los médicos dicen que otro líquido hidrata, por eso una infusión estaría bien, pero NO LIMPIA. Y que si los dos litros diarios no son de agua, en lugar de limpiar el organismo, lo estaríamos ensuciando. Sería como baldear la cocina con agua sucia. En inútil, ¿verdad? Moja, pero no limpia.

Sin embargo, todos los excesos son malos y beber agua en demasía no es la excepción. Estas son algunas desventajas que debes evaluar:

1. Levantarse a orinar durante la noche

Al dormir, el cerebro produce una hormona antidiurética llamada ADH para disminuir la actividad de los riñones y de ese modo disminuir también la frecuencia con la que se va al baño durante la noche. Si tomas agua inmediatamente antes de acostarte, esta cantidad adicional disminuirá la función de la hormona antidiurética, por lo que finalmente te despertarás para ir al baño.

2. Intoxicación por beber demasiada agua

Aunque parezca increíble, los experimentos demostraron que es cierto porque si se la ingiere de golpe y en grandes cantidades los riñones no llegan a a trabajar lo suficiente como para deshacerse del exceso y el malestar es casi inmediato: mareos, falta de fuerzas y ¡hasta vómitos!

¿Cuánta agua beber?

Lo que siempre se ha dicho, dos litros de agua al día son suficientes para que los riñones sigan funcionando correctamente y así evitar la deshidratación. Quizá sea conveniente no tomar un porcentaje de esos dos litros justo antes de ir a dormir. Y lo ideal es evitar el consumo excesivo de alcohol y los jugos cargados de azúcar porque podrían deshidratarte.

Interesante, ¿verdad?