El papa emérito Benedicto XVI celebró hoy martes en el Vaticano su 90 cumpleaños con una fiesta en la que no faltaron sus más cercanos colaboradores, los trajes tradicionales de su Baviera natal e incluso degustó la cerveza típica alemana.

La fundación vaticana que lleva su nombre difundió en su perfil de Facebook imágenes de la celebración, que tuvo lugar a las puertas del monasterio Mater Ecclesiae del Vaticano, donde reside desde que renunciara al pontificado, hace cuatro años.

En las fotografías puede verse al papa emérito recibiendo una cesta con productos típicos alemanes, como los “bretzel”, así como a un grupo de personas que le saludan ataviadas con trajes bávaros en una soleada explanada de los jardines vaticanos.