En América Latina es un hecho que la población ha migrado de manera acelerada a las ciudades en busca de mejores oportunidades y calidad de vida. Estudios demuestran que en 2005 un 76 % de la población vivía en ciudades, y se estima que para el 2020, la cifra incremente a más de 80 %.

Este movimiento ha traído consigo una serie de problemas como la insuficiente infraestructura y servicios para abastecer las necesidades de los habitantes, así como el incremento de la cantidad de residuos generados. Ante este panorama, diferentes compañías públicas y privadas buscan una solución que permita brindar espacios de vivienda, formación y crecimiento dignos para los habitantes y hacer uso de tecnologías que reduzcan la huella de carbono para mejorar la infraestructura social en el país.

Tal es el caso de los ladrillos de plástico, hechos de residuos que iban a rellenos sanitarios y pasan a ser la materia prima para ser transformaron en ladrillos con una mayor vida útil destinados a la construcción de aulas y viviendas sostenibles.

“Colombia produce 23.000 toneladas diarias de residuos, de los cuales entre un 60% y 70% va a vertederos. El restante 30 % a 40% se pierde contaminando el medio ambiente. De este último porcentaje, el 70% puede ser reutilizado, pero actualmente solo se recupera entre 10% y 15%, de esta manera, en una ciudad como Bogotá donde se generan 750 toneladas diarias, solo se recuperan alrededor de 100. Esto evidencia la necesidad de aprovechar mejor los residuos para mantener su utilidad y conservar su valor, al ser convertidos en insumos para la construcción social que sean además amigables con el ambiente”, afirma Catalina Gómez, Gerente de la cadena de valor de infraestructura de Dow.

Unidos en la construcción de Aulas Verdes

Con un proyecto innovador de aulas ecológicas que responde a las necesidades de infraestructura educativa de una manera sostenible y que es ejemplo de colaboración entre diversas entidades como Dow y algunos de sus clientes, Fundación Mamonal, Conceptos Plásticos, el Colegio Rochester, el Consejo Colombiano de Construcción Sostenible y con el aval del Ministerio de Educación y la Secretaria de Educación Distrital de Cartagena, le apuestan a mejorar la calidad de vida y formación de los niños cartageneros. Se trata de la construcción con bloques de plástico reciclado de dos aulas 100% sostenibles en el Instituto Educativo Ambientalista, del barrio San José de los Campanos, las cuales cambiarán la dinámica educativa de más de 200 niños.

“Generar entornos saludables para los niños de nuestro país facilita el aprendizaje y fomenta el cuidado de los recursos naturales. Por tanto, promover mejores prácticas para el diseño y la construcción de instalaciones educativas sostenibles nos motiva a seguir desarrollando alternativas que puedan promover el progreso de la sociedad más vulnerable”, indica Catalina Gómez.

Para hacer realidad esta iniciativa, se realizaron jornadas de recolección de residuos plásticos lideradas por Dow, quienes articularon a sus empleados y algunos clientes para lograr recolectar 14 toneladas de plástico, que posteriormente pasaron por un proceso de transformación para producir los bloques y ensamblar las aulas, llevado a cabo por Conceptos Plásticos. Por último, se realizó una jornada de voluntariado organizado por la Fundación Mamonal donde cerca de 35 empleados de Dow y Massy Energy participaron en la adecuación, pintura y limpieza de las aulas verdes con el fin de entregar a la institución un espacio adecuado para la formación de los niños de la ciudad.

“La construcción de las aulas no solo proporciona una solución a la escasez de salones que nos llevó a arrendar dos adicionales en otra institución vecina, sino que es coherente con nuestra filosofía ambientalista. Con estas aulas podremos atender hasta 30 estudiantes en cada una en tres jornadas que tenemos diariamente y enseñarles a los alumnos sobre sostenibilidad”, comentó María Auxiliadora Banda, rectora de la institución.

Este proyecto es un claro ejemplo de innovación y colaboración, el cual a través de economía circular se logra cerrar el ciclo del plástico creando espacios de aprendizaje sostenibles que benefician a las comunidades vulnerables. Así mismo, es la demostración que trabajando juntos se puede realmente lograr un cambio en la sociedad.

“Fue una grata experiencia ser testigo del trabajo en equipo realizado para llevar felicidad y beneficios a los niños de Cartagena”, expresó Lucy Fuentes, asistente administrativa de Dow.

“Seguimos reafirmando nuestro compromiso con la educación de la ciudad y el departamento, nos complace hacer parte de estas iniciativas innovadoras en nuestra comunidad, permitiendo que los niños tengan ambientes propicios para su aprendizaje”, mencionó Alejandra Espinosa Harris, directora de la Fundación Mamonal.


Acerca de Dow
Dow (NYSE: Dow) combina el poder de la ciencia y la tecnología para innovar con pasión en todo aquello que es esencial para el progreso humano. La compañía produce innovaciones que extraen valor de los materiales, polímeros y las ciencias químicas y biológicas, ayudando a desarrollar soluciones para los más desafiantes problemas mundiales, como la necesidad de alimentos frescos, transporte más sostenible y seguro, agua potable, eficiencia energética, infraestructura más duradera y el aumento de la productividad agrícola. La cartera líder e integrada de Dow ofrece una amplia variedad de soluciones y productos basados en tecnología para 175 países y en sectores de alto crecimiento tales como empaques, infraestructura, transporte, cuidado del consumidor, electrónica y agricultura. En 2016, Dow tuvo ventas anuales cercanas a los USD 48 billones y empleó aproximadamente a 56.000 personas a nivel mundial. Los más de 7.000 productos de la compañía son fabricados en 189 plantas en 34 países alrededor del mundo. Las referencias a “Dow” o a la “Compañía” significan The Dow Chemical Company y sus subsidiarias consolidadas, a menos que se diga expresamente lo contrario. Para información adicional sobre Dow, por favor visite www.dow.com

Acerca de Dow – Colombia
Con presencia en Colombia desde hace 56 años, Dow trabaja en proyectos que ayudan a resolver algunos de los problemas más apremiantes que enfrenta el mundo, tales como la necesidad de alimentos frescos, transporte más sostenible y seguro, agua potable, eficiencia energética, infraestructura más duradera y el aumento de la productividad agrícola. Colombia es la sede principal de la Región Andina, compuesta también por Ecuador, Perú y Venezuela, y emplea cerca de 260 personas. Cuenta con una oficina principal en Bogotá y plantas manufactureras en Barranquilla y Cartagena donde se desarrollan polioles, sistemas de poliuretanos y productos agroquímicos como herbicidas, insecticidas y fungicidas, que se comercializan a nivel nacional y se exportan a la Región Andina, Centroamérica, el Caribe, Europa y varios países del Pacífico. Como parte de su compromiso con los Objetivos de Sostenibilidad a 2025, Dow en Colombia ha formado alianzas estratégicas en áreas como la conservación, la cultura del agua, la educación científica y las habilidades empresariales, que son clave para el éxito de las comunidades en las que participa. Para obtener información adicional acerca de Dow en Colombia, visite www.dom.com/colombia.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente