El dueño de la camioneta Jeep tuvo una reacción bastante extrema al ver a un vehículo BMW mal estacionado, y decidió corregir la situación él mismo.

El BMW había sido estacionado para ocupar dos espacios en lugar de uno, y aunque el estacionamiento estaba vacío, el conductor del Jeep no pudo soportar la acción de este otro conductor.

Para enseñarle una lección, el dueño del auto alemán utilizó la fuerza de su camioneta para empujar el otro auto en su lugar.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente