A través de un comunicado que fue emitido en sus redes sociales, el club Boca Juniors anunció haber pedido oficialmente que se suspenda nuevamente el partido de la final de la Copa Libertadores de América 2018 ante River Plate, el cual está programado para este domingo a las 5:00 p.m. (hora argentina).

En el comunicado, Boca Juniors expresa su deseo de que el encuentro ante River Plate “se pueda disputar en condiciones de igualdad, tal como acordaron los presidentes de la entidad sudamericana, de Boca y de River, en el acta que firmaron el sábado en el Monumental”. El comunicado detalla que, la petición fue hecha a la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).

Cabe resaltar que el River Plate-Boca Juniors estaba programado para jugarse este sábado. No obstante, una serie de hechos violentos, que incluyó el ataque al bus en el que iban jugadores, el cuerpo técnico y dirigentes de Boca, obligaros a postergar el partido en dos ocasiones y luego fue suspendido debido a que varios futbolistas de Boca Juniors resultaron afectados.

“Luego de los hechos de violencia sufridos en las inmediaciones del estadio, de haber constatado la magnitud y gravedad de los mismos y las consecuencias que han generado en el plantel, Boca considera que esas condiciones no están dadas”, señala Boca Juniors en el comunicado. Asimismo, pide “la aplicación de las sanciones correspondientes previstas en el Artículo 18, para que la Conmebol actúe en consecuencia”.

Horas después el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, que la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors se aplazará nuevamente por “falta de condiciones”.

“No queremos jugar si no hay condiciones para ambos equipos”, dijo Domínguez al canal Fox Sports.