El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia confirmó este jueves que pueden contraer matrimonio civil las personas transgénero y transexuales que hayan tramitado el cambio de identidad en sus documentos personales amparadas en una norma aprobada el año pasado.

En una rueda de prensa en La Paz, la presidenta del TSE, Katia Uriona, indicó que se emitió un instructivo al Servicio de Registro Civil (Sereci) para permitir que las personas trans puedan casarse presentando su certificado de nacimiento, cédula de identidad y certificado de soltería, como establecen las normas. Según apuntó, el instructivo “tiene carácter administrativo” y se basa en la Ley de Identidad de Género, vigente desde mayo de 2016, que permite a estas personas cambiar en documentos oficiales su identidad, sexo e imagen.

En este caso, el tribunal lo que está haciendo es garantizar los derechos establecidos en la Constitución, la normativa que establece la Ley de Identidad de Género y cumplir con el registro de identidad de género de las personas que lo solicitan de manera voluntaria”, afirmó la presidenta del órgano electoral. Indicó que ni el instructivo al Sereci ni la normativa vigente suponen una modificación a la Constitución boliviana que solo reconoce la unión entre un hombre y una mujer.