Una vez más las organizaciones narcotraficantes fracasan en su intento de enviar cocaína a través de los puertos, en las últimas horas, funcionarios de Antinarcóticos de la Policía Nacional realizaron una inspección en la zona de aforos de la Sociedad Portuaria de Cartagena, donde logran ubicar tres Big-Bag contaminados con el alcaloide.

Las autoridades ubican 754 kilos de clorhidrato de cocaína ocultos en mercancía de exportación a granel, la pericia de los uniformados los llevó a desatar las cuerdas que aseguran la pesada bolsa para una inspección minuciosa a su contenido.

En una inspección detallada que duró más de 12 horas se revisaron una a una las 40 bolsas o Big – Bag-, que contenían polipropileno, materia prima con diferentes aplicaciones comerciales para la industria automotriz, textiles, menaje, medicina y tuberías, donde se pudo establecer que tres estarían contaminadas con el alcaloide; haciendo uso de montacargas, se elevan las bolsas para extraer el alijo, este estaba oculto dentro de la mercancía a exportar y recubierto con caucho y cinta adhesiva para proteger su contenido de la humedad.

La intención de los narcotraficantes, era llevar la droga hasta Guatemala donde liberan el contenido cerca de las costas, allí una embarcación de menor tamaño la recoge y la traslada a los centros de acopio, para seguir hasta Norteamérica y Europa.

Las investigaciones precisan que esta organización narcotraficante busca afanosamente enviar el alcaloide ante las continuas incautaciones y la presión que la Policía Nacional viene realizando en la región a través de la Operación Agamenón, también se identificó  la disputa interna que existe al interior del clan, donde Roberto Vargas alias “Gavilán” se apropia de gran cantidad de cocaína para movilizar en lanchas rápidas tipo Go-fast hasta las motonaves que surcan el mar Caribe.

Con esta incautación, con un valor cercano a los 22 millones de dólares en Estados Unidos, y en Colombia 3 mil 750 millones de pesos, se afecta la economía y las finanzas criminales del “Clan del Golfo”, dificultando en gran medida el pago de la nómina de los servidores de Dairo Antonio Usuga alias “Otoniel” que se lucran de la producción y tráfico de alcaloides.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente