Cámara infrarroja evidencia cómo una simple conversación representa un riesgo de contagio de covid-19

1405

The Washington Post utilizó una cámara infrarroja capaz de registrar las partículas emitidas al respirar y al conversar, con el fin de mostrar el riego de transmisión del coronavirus.

Hasta distancias de más de dos metros pueden alcanzar las partículas más pequeñas o aerosoles y permanecer más tiempo en suspensión. Al toser, cantar, gritar o estornudar se esparcen un mayor número de goticas respiratorias que pueden concentrarse en lugares cerrados y mal ventilados.

El medio de comunicación norteamericano recordó que el uso correcto de la mascarilla ayuda a reducir la posibilidad de transmisión a otras personas, incluso en aquellos casos asintomáticos. Un tapabocas mal colocado o que esté holgado facilita la salida de aerosoles hacia atrás.