camaras+1

Las cámaras inundadas dentro del Puente Vanbrugh en el palacio de Blenheim (Inglaterra, Reino Unido), residencia de los duques de Marlborough y el lugar donde nació el antiguo primer ministro británico Winston Churchill, han sido abiertas por primera vez en más de 250 años, revelando sus misteriosos secretos.

Los arqueólogos han encontrado túneles secretos, botes hundidos y grafitis que datan del año 1756. También han descubierto evidencia de que las habitaciones sin ventanas pueden haber sido habitadas por personas a principios del siglo XVIII.

escritos+1

Las 33 habitaciones fueron construidas dentro del puente de 120 metros de largo por el arquitecto John Vanbrugh en el año 1708, pero 60 años más tarde quedaron sumergidas en el fondo de un lago después de que el famoso jardinero paisajista Capability Brown tuviera un lago de 40 acres excavado alrededor y rellenado.

Recientemente, el lago fue drenado por primera vez permitiendo que arqueólogos e historiadores accedieran a muchas salas misteriosas por primera vez.

camara+1

El portavoz del Palacio de Blenheim, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, dijo: “A lo largo de los años, la gente ha estado dentro de algunas partes del puente con fines de mantenimiento e inspección. Hay una tapa de pozo que cae a una parte del puente y una pequeña puerta al pie que te lleva por una escalera de caracol. Pero a muchas de las habitaciones, especialmente a las habitaciones más bajas, no se ha accedido desde que se inundaron. Eso es hasta ahora. Es cavernoso por dentro. Cuando ves cosas como botes hundidos en el interior, es como si el tiempo se hubiera detenido”.