La Fiscalía General de la Nación, en un trabajo articulado con uniformados de la Policía de Risaralda, logró la captura en el municipio de Quinchía de 10 personas que presuntamente estaban dedicadas a contactar niñas entre los 12 y 18 años para sostener relaciones sexuales con ellas a cambio de sumas de dinero que oscilarían entre los $25.000 y $100.000.

Entre los detenidos se encuentra alias el Sastre, quien, según las informaciones recopiladas por el ente fiscal, contactaba a sus clientes y a las niñas víctimas para concretar las citas que se daban en su casa, donde alquilaba los cuartos de acuerdo con el tiempo que fuera a ser usado por $5.000, $8.000 o $10.000.

La Fiscalía tiene información de al menos 25 niñas que habrían sido víctimas de esta red que vendría funcionando desde al año 2017 y de la que conocieron las autoridades mediante información de fuente no formal.

Se cuenta con elementos materiales probatorios suficientes tales como interpretaciones telefónicas, reconocimientos fotográficos y entrevistas a varias de las niñas víctimas de estos hechos, entre otros.

De igual manera se realizó un minucioso análisis de 8.213 llamadas de alias el Sastre desde marzo del año pasado, a través de las cuales contactaba a los clientes para ofrecerles a las menores de edad.

Igualmente, una pareja de esposos se encuentra entre los capturados. En este caso se evidenció que la mujer le conseguía a su pareja las niñas para que tuvieran relaciones sexuales con él y con un ex secretario de gobierno municipal.

Los detenidos serán presentados ante un juez con funciones de control de garantías de Belén de Umbría (Risaralda) por parte de un fiscal adscrito al grupo de Estructura de Apoyo que lidera la investigación, quien les imputará los delitos de proxenetismo con menor de edad, inducción a la prostitución, estímulo a la prostitución de menores de edad y demanda de explotación sexual comercial con menor de 18 años.