Foto archivo.

Las autoridades informaron que fueron retenidos varios funcionarios públicos que al parecer prestaban apoyo a las bandas criminales en el departamento de Antioquia.

En las capturas se registra la del concejal del municipio de Tarazá, Carlos Mario Mira Romero, y el jefe de Recursos Humanos del Hospital, Bobil de Jesús Bedoya Ruíz, y una enfermera del mismo centro asistencial llamada María Adalia Bustamante.

Las autoridades les acusan de brindar apoyo a las bandas criminales; especialmente a los combatientes de la zona rural del Clan del Golfo.

También fue capturado un patrullero de la Policía, adscrito al Departamento de Policía de Antioquia, identificado como José Antonio Amashta de León y que prestaba sus servicios en la estación de Policía de Tarazá.

Los retenidos fueron cobijados con medida de aseguramiento en centro carcelario.