La Fiscalía, a través de su policía judicial CTI, afectó a la banda Los Aceiteros, señalada de delinquir en Popayán (Cauca).

De acuerdo con las indagaciones, esta organización extraía de los vehículos los aceites usados o quemados; posteriormente, los envasaban en recipientes de reconocidas marcas y los vendían como si fueran lubricantes nuevos y originales para carros.

Se estima que la afectación económica por esta actividad ilegal ascendería a dieciocho mil millones de pesos ($18.000.000.000) mensuales, algo más de doscientos mil millones ($200.000.000.000) anuales.

Durante las diligencias de registro y allanamiento a varios establecimientos comerciales fueron incautadas 113 cajas y 1.328 unidades de aceite descompuesto en diversas presentaciones, tamaño y marcas.

La Fiscalía Seccional adelanta las investigaciones por los delitos de concierto para delinquir, usurpación de derechos de propiedad industrial y derechos de obtentores de variedades vegetales.