Unidades de la Armada Nacional, en el desarrollo de una operación de patrullaje y control marítimo, incautaron en las últimas horas, cinco tiburones con las aletas cortadas, que fueron extraídos de manera ilegal, en un área protegida de Puerto Velero, Atlántico.

Durante la operación, realizada por personal de la Estación de Guardacostas de Puerto Velero, con acompañamiento de la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca – AUNAP, en el marco de la estrategia contra los delitos que afectan el medio ambiente y el ecosistema, se capturó a cinco colombianos y tres venezolanos que se encontraban ejerciendo la actividad de pesca en zona prohibida, razón por la cual fueron dejados a disposición de la autoridad competente, junto con la embarcación de nombre “Sarraly”, en la que eran transportadas las especies marinas.

Se calcula que cada año se cercenan entre 26 y 73 millones de tiburones en el mundo, puesto que suelen consumirse por tener supuestas propiedades afrodisiacas, lo que afecta de manera importante al medio ambiente marino.

La Armada Nacional ratifica su compromiso con la protección del medio ambiente, al tiempo que le recuerda a la comunidad la importancia de cumplir con las normas exigidas por las autoridades y de esta manera evitar un daño a la flora y fauna, así como las acciones legales en su contra.