Hacia las 9:30 de esta mañana una fuerte detonación al interior de la Escuela de Cadetes Francisco de Paula Santander, en Bogotá, prendió las alarmas en todo el país. Al parecer un carro bomba habría ingresado de manera abrupta y minutos después explotó en el parqueadero de la institución.

Hasta el momento se da un parte de nueve personas fallecidas y más de cuarenta heridos. Las viviendas aledañas al lugar también resultaron afectadas por la detonación.

Según información de los testigos, el vehículo se estrelló contra una pared y explotó. Los investigadores no descartan que el ataque hubiera estado dirigido a los máximos oficiales de la institución, pues pocos minutos antes había terminado la ceremonia de ascenso de brigadieres generales de la Policía.

El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, ya se encuentra en el lugar acompañando a la Policía Nacional y pide a la ciudadanía no compartir imágenes de las víctimas de la explosión.

El presidente Iván Duque suspendió su agenda del día en Quibdó para presentarse en el lugar de los hechos.