Carta de despedida para una amiga virtual

417

Las crisis económicas, sociales, familiares, ambientales, laborales, sentimentales y emocionales deben vivirse con máxima cautela de responsabilidad, la humanidad hoy está siendo abrigada por incertidumbre inexpresable, quien no aplica paciencia e inteligencia en sus momentos críticos no podrá vivir con dulzor sus días felices, sino somos capaces de desafiar las adversidades no seremos merecedores de aquello delicioso que anhelamos, en nuestro planeta tierra sólo dos personas viven sin preocupaciones; los que no han nacidos y los fallecidos, sino encuentras estrategias, fuerzas y vigor suficiente para superar esta prueba del presente difícilmente podrás adquirir gigantescas ganancias en tu vida. En las relaciones tanto de pareja como de amigos siempre se viven circunstancias tenebrosas, si los protagonistas actúan como niños infantiles corren el riesgo de ponerle fin a esa relación que un día brilló sin restricciones.

Hay personas que se cruzan en nuestro camino y cuándo se marchan nos dejan abundantes riquezas de enseñanzas sin importar distancia, hoy con este exquisito mundo virtual podemos darnos el lujo de tener amistades de distintas regiones del planeta. Hace unos pocos días un amigo me comentó que tenía una amiga de otro país, para él, ella prácticamente se convirtió como su maestra y psicóloga, pero que por cosas de poca importancia ella hace pocas semanas lo terminó bloqueando de todas las redes sociales, fueron amigos cibernéticos por mucho tiempo. Me ha solicitado que le escriba una carta de despedida para esa honorable amiga virtual, acá se las comparto, quizás sea idónea para que se la dediques a esa amiga de distancia que poco a poco ha venido tomando distancia de ti.

Con genuino cariño para ti

Hola… espero que al leer esta misiva te encuentres cordialmente estupenda; la razón de mi presencia a través de estas líneas es para expresar lo que quizás en largas horas de charlas que tuvimos nunca te dije, tu melancólica ausencia me ha hecho rememorar dulcemente tu fresca sonrisa y tu preciosa voz que tanto extraño. Fue sumamente enriquecedor haber compartido contigo momentos especiales e irrepetibles que han quedado perpetuamente tatuados en todo mi ser, nuestra  amistad fue de increíble aprendizaje a pesar que nunca nos dimos un abrazo de cuerpo a cuerpo, pero tus sinceras palabras que escuchaba de tus labios por la mañana, mediodía o noche hoy son el consuelo de esta turbia soledad, atesoro honorablemente esas agradables e interesantes conversaciones de diversos temas que hablábamos constantemente, echo de menos tus regaños y sabios consejos.

Para mí eres insustituible, gracias por que llegaste a encender la inspiración que estaba por apagarse, gracias por motivarme para seguir luchando por mis objetivos, hoy que no te tengo exploro copiosamente  la oscuridad de mis días y siento que son largos e incoherentes, nuestra amistad significaba  luz verde; era sinónimo de admiración incomparable, sinónimo de radiante belleza ilimitada, tú me ayudaste a entender que mi presencia en la tierra tenía un significado valioso e importante y que debería aportarle a la sociedad lo mejor que sé hacer con arte y pasión, deslumbraste en mí un paraíso de ideas que hoy trabajo fielmente para materializarlas, agradezco que me hayas inspirado para seguir luchando firmemente por mis propósitos, los hábitos que aprendí de ti son un grandioso tesoro en mi vida que cada instante aplicaré con verdadera sutileza.

Te recordaré

Lamento muchísimo que el cristal de nuestro vínculo amistoso haya tenido un final incómodo por algo tan insignificante, no sé quién falló, lo que si sé es que fuimos frágiles para haber permitido que se rompiera la hermosa amistad que construimos por mucho tiempo, si en alguna ocasión provoqué exceso malestar en tus emociones de todo corazón te pido que disculpes mis inapropiadas actitudes. Mi corazón se marchitó al conocer que te habías marchado; te recordaré por el aporte que le diste a mi vida a pesar de la lejanía, te recordaré por todas esas tibias sonrisas que endulzaban mi alma, te recordaré por las excepcionales sugerencias que puntualmente me brindaste cuando más las necesitaba, te recordaré porque has sido en mi destino una flor de inagotable perfume, te recordaré porque has sido como un ángel para mí. Mi mundo sin ti es baladí, el vacío que has provocado es indescriptible, de todo corazón deseo que puedas volar con eminencia extraordinaria en todo lo que te propongas desde el anonimato estaré deseándote lo mejor para que vivas una vida de excelencia indiscutible.

Afablemente tu ex- amigo que nunca te olvidará.

Por: Carlos Javier Jarquín
Carlos Javier Jarquin
Escritor y poeta