Como parte de las acciones de revisión de instalaciones eléctricas y para garantizar una medida correcta del consumo de energía de los clientes, técnicos de Electricaribe detectaron una conexión ilegal y anti técnica en el restaurante La Llamita.

El personal de la compañía, al llegar a la calle 30 con la carrera 49 en el barrio Armenia, detectó una conexión subterránea desde el restaurante hasta una red que alimenta un semáforo en el sector. En consecuencia, evadía el pago real del consumo de energía por parte del restaurante.

La empresa hizo un nuevo llamado a los clientes para que ante cualquier aumento de carga o servicio que requieran deben solicitarlo en las oficinas de la compañía.