¡Cartagena se Jodió!

169
Recinto del Concejo Distrital de Cartagena. Foto archivo.
Recinto del Concejo Distrital de Cartagena. Foto archivo.

Al retomar la frase del alcalde encargado de que se ¡van a joder!; analizamos que con lo que paso la semana pasada la que se ¡jodió! fue Cartagena, al tener a su alcalde en la cárcel y ahora a los concejales en detención domiciliaria 9, 1 en detención intramuros, 2 que de ninguna manera se pueden asomar por el concejo, 1 en etapa de investigación y en espera de su fallo al no tenerse en cuenta en esta oportunidad por las múltiples excusas médicas que aporto, en conclusión 13 concejales no regresaran a sus curules y pensar que junto con el Alcalde, el Concejo es la expresión de la democracia representativa a nivel local, son los encargados de ordenar lo conveniente para sus administrados por medio de Acuerdos.

Por eso los ciudadanos estamos preocupados no solo por lo que pasara ahora en la ciudad sin dirección de los proyectos de acuerdos de interés comunitarios que deberían ser aprobados por los HONORABLES concejales y por el nivel de corrupción que se ha detectado en la ciudad que hizo metástasis en la administración de Sergio Londoño, debido a la mala política que en la última década se ha incrementado sin escrúpulos tocando; congresistas, y por eso se hicieron elegir los mismos que conocen donde comienza el tejido de la podredumbre, jefes políticos, que como dijera el actual alcalde encargado, son los verdaderos actores de los altos índices del saqueo que se le hace al Distrito y por eso se ¡van a joder!; lo que no entiendo y por mucho que trato de entender no encuentro una explicación real del cómo se van a ¡JODER! estos protagonistas de la violación de todos los Derechos de la gente…si no dejan huellas y siguen llamándose excelentísimos doctores, en cambio a usted SEÑOR alcalde de un plumazo u orden de ellos lo sacan y máxime ahora que estamos en actividad política; porque son ellos los que ponen los votos y tienen el dinero que han amasado de las administraciones, por eso considero que el deterioro que vive Cartagena, es la regresión autoritaria, el manejo dictatorial del Ejecutivo, tiene buena parte de su explicación no sólo en la falta de contrapesos y equilibrios de los Concejales, sino en la dinámica de complicidad y simulación que ahí se produce, como el reciente repartidero de sobres con libros en su interior y el reparto de dignidades en la Contraloría del distrito de Cartagena y los principales cargos en la administración; que hoy con el fallo del Juez se puso en evidencia una de las más grandes redes de la descomposición administrativa, donde al parecer se colocó de manifiesto una alianza criminal entre el Exalcalde y los concejales, aunque dudo de la no tenida en cuenta de uno de ellos que exigió audiencia privada y sin tener en cuenta que cuando se desempeñaba como presidente de la corporación contrato con la empresa que determinaría la elección de la Contralora precisamente el proceso que enredo a los concejales.

La caída del edificio en Blas de Lezo ha servido lastimosamente para poner al descubierto un rosario de irregularidades al interior de la administración, No podemos cerrar los ojos ante lo que pasa en estos momentos cruciales para nuestra ciudad. Algunos afirman, que el problema de la corrupción es mucho más grave de lo que algunos piensan, y esto sucede porque este es un país donde existe el cartel de la toga, los carteles de la hemofilia, el bastón, de la salud, de la educación, etc y todos los nombres que usted se imagine y por eso reina la impunidad y la Justicia no es pronta ni cumplida. Hoy lentamente están saliendo a la luz pública la manipulación que siempre ha existido en el manejo de la cosa pública de ahí que estemos viendo el nivel de putrefacción que vive la ciudad, con una serie de defraudaciones cometidas por los concejales, alcalde y sobre todo los mismos jefes políticos de siempre, que permanecen sin castigo bajo la ola de impunidad porque no dejan huellas y aparecen satisfechos, sonrientes, felices por sus acciones. El poder es para delinquir y enriquecerse. Actualmente Colombia es una amalgama de engaños, falacias, odios y esquizofrenia. ¡Cartagena se Jodió!.

Por: William Hundelshauseen Carretero
WILLIAM-Hundelshauseen-Carretero


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente