El alcalde de Santa Marta, Rafael Martínez, anunció que tienen identificadas 50 casas que son utilizadas para el expendio de estupefacientes, lo que es motivo suficiente para su demolición.

El mandatario aseguró que para combatir el microtráfico en los barrios de Santa Marta es necesario acabar con las viviendas en las que esa situación, de venta de drogas, es una constante. Hasta el momento se han demolido ocho casas, la última en el cerro Las Tres Cruces.

Martínez, quien dio sus declaraciones sobre el tema durante la demolición de la octava casa, afirmó que ha sido un trabajo conjunto con la Policía Nacional y otras autoridades, y solicitó a la comunidad “cooperación, colaboración, señalar cuál es la casa, mandarnos fotos y darnos el registro fílmico si lo tiene, todas esas evidencias nos sirven para consolidar un caso, es decir que aquí no llegamos de forma arbitraria”.

La última vivienda demolida había sido sujeta a dos allanamientos por parte de la policía, en esta se logró la captura de la persona que, según las investigaciones, era el encargado de la venta de estupefacientes. “El dueño de esta casa es un señor alias ‘Piru’, quien precisamente está preso por comercialización de droga. Aquí vamos a seguir firmes, desde la Secretaría de Seguridad se ha hecho un trabajo excelente y no vamos a parar” aseguró Martínez.

Según declaraciones del coronel Gustavo Berdugo, alias ‘Piru’ es un delincuente que hace parte de una banda criminal dedicada a la venta y comercialización de droga.

“No podemos seguir tolerando que desde nuestros barrios contaminen a nuestros jóvenes y que se conviertan en zonas oscuras, estas personas le hacen un mal tremendo no solo al entorno en el barrio sino a la ciudad” afirmó el alcalde de Santa Marta.

Para finalizar, el mandatario resaltó que están en proceso de dos demoliciones más y que la meta del 2019 es seguir trabajando para combatir el microtráfico.