El maltrato infantil o abuso infantil​ consiste en cualquier acción violenta, sexual o emocional no accidental, que le ocasiona daño físico o psicológico y amenaza el desarrollo de las funciones naturales en una persona menor de edad por parte de desconocidos, familiares, padres o apoderados.

Según Darío Botero, pediatra puericultor adscrito a Colsanitas, El maltrato infantil puede suceder sin que este sea evidente, sin embargo, la mayoría son notificados por articulares, personas cercanas al entorno del niño, niña o adolescente y por el equipo médico cuando hay evidencia en consulta.“ante evidencia de maltrato infantil, es necesario acudir a especialistas como médicos, psicólogos o trabajadores sociales. De igual manera, no se deben dejar de lado las medidas legales que se deben tomar. Ante el maltrato infantil, hay que denunciar”. Asegura Botero.

De esta manera, al encontrarse frente a un caso de maltrato a un niño, niña o adolescentes y no saber qué hacer, es importante tener presentes los siguientes consejos:

1. Asesoría

Busque asesoramiento de profesionales: al conocer una situación de maltrato, es fundamental no proceder instintivamente, por eso se debe buscar asesoría de profesionales como un médico, psicólogo o trabajador social, que pueden ser competentes en el tema y pueden brindar una asesoría u orientación respecto a la situación y los pasos a seguir.

2. Diálogos eficientes

No revictimizar al niño: no se puede olvidar que es el niño quien se encuentra en una situación de vulnerabilidad por perdida de sus derechos, por lo que durante el diálogo con él es importante dejarle claro que no es culpable por lo sucedido, así como ayudar a atenuar el sentimiento de culpa que él podría llegar sentir frente al abuso o maltrato recibido.

3. Explicaciones lógicas

Reconocer y recomponer las relaciones: no se debe dudar en buscar ayuda, el pediatra está en la capacidad de orientar el camino. Por ejemplo, en el ejercicio en casa, desde la puericultura, estudio y práctica del cuidado y crianza de los niños, se propone que en el transcurso de una tranquila charla el padre le pueda decir a su hijo:

“Te pegábamos cuando eras todavía pequeño porque a nosotros nos educaron así y pensamos que era de esta forma como había que hacerlo. Pero ahora sabemos que nunca deberíamos habernos permitido pegarte y sentimos en el alma la humillación que te causamos y el dolor que te hemos infligido, no lo volveremos a hacer nunca más. Y si ves que lo olvidamos, te pedimos por favor que nos recuerdes la promesa que te acabamos de hacer.”

4. Denuncie:

la pasividad frente a los casos de maltrato infantil ha permitido que este tipo de situaciones se presenten en diferentes escenarios de la sociedad, en la casa, en la calle, en el ambiente escolar. Ante la evidencia de un caso de maltrato se puede llamar gratis a las siguientes líneas que funcionan a nivel nacional, durante las 24 horas, todos los días del año, para denunciar o poner en evidencia este flagelo:

• Línea de emergencia: 123
• Línea Nacional para la Prevención del Abuso Sexual: 01 8000 11 2440
• Línea Nacional del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar: 01 8000 91 8080
• Policía Nacional, Línea de Atención al Ciudadano: 01 8000 91 0600
• Fiscalía General de la Nación, casas de justicia: 01 8000 91 6999
• Procuraduría General de la Nación: 01 8000 91 0315 (línea reducida 142)

5. Servicios Profesionales

Brindarle atención al niño: si es posible, se debe buscar poner al niño en contacto con los servicios profesionales de atención psicosocial que derivaban su caso, además, a las autoridades competentes para adelantar las acciones contra los agresores del menor y la restitución de sus derechos.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente