En su primera entrevista tras el discutido referéndum del domingo pasado, el presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, dijo a la BBC que declararán la independencia de España “en cuestión de días”.

La máxima autoridad del gobierno catalán habló con el medio británico momentos antes que el rey Felipe VI hiciera una declaración institucional en la que acusó a las autoridades autonómicas catalanas de haber actuado con una “deslealtad inadmisible” hacia el Estado español.

El rey Felipe VI de España califica de ilegal y contrario a la democracia el referéndum independentista de Cataluña.

En la conversación con el corresponsal de la BBC Tom Burridge, Puigdemont calificó como “muy decepcionante” la reacción de la Unión Europea a la actuación de las autoridades policiales españolas, señaladas de cometer excesos violentos en sus esfuerzos por evitar la realización de la consulta.

De igual modo, se mostró en desacuerdo con la declaración hecha el lunes pasado por la Comisión Europea asegurando que los sucesos en Cataluña son un asunto interno de España.

Puigdemont reveló que en la actualidad no hay contactos entre el gobierno de Rajoy y la Generalitat de Cataluña.

El referéndum sobre la independencia de Cataluña fue organizado por las autoridades autonómicas pese a que el Tribunal Constitucional de España lo había declarado ilegal.

El gobierno de Rajoy realizó un gran despliegue policial para evitar la consulta y durante esa jornada la actuación policial dejó un saldo de más de 800 heridos.

Pese a ello, unos 2,3 millones de personas (cerca del 40 % de la población con derecho al voto) participaron en la votación, según cifras de los organizadores, quienes aseguraron que 90 % de los votantes respaldaron la propuesta de independizarse de España.