Caterine, la mejor de la historia en el atletismo de Colombia

608

“No te puedes poner ningún límite, no hay nada imposible”, afirmó Usain Bolt después de ganar los 100m planos en 2008. Pareciera que esa frase la haya puesto en práctica Caterine Ibargüen, después de no ir a los Juegos Olímpicos de Pekín. La colombiana estuvo a punto de retirarse del atletismo, pero sabía que trabajando con disciplina podía lograr lo que quería: una medalla de oro.

“Desde que me levanté, sabía que hoy era el día más importante de mi vida”, afirmó Caterine a los medios después de haber logrado la única medalla de oro en el atletismo para Colombia y así mismo lo fue para el país. Desde muy temprano periodistas y personas del común estaban entusiastas con la única medalla que se creía segura en estos Juegos Olímpicos.

Desde 1992 en los Juegos Olímpicos de Barcelona se creyó que nunca más Colombia iba alcanzar una medalla en atletismo. Después del bronce de Ximena Restrepo en los 400 m, tuvieron que pasar 20 años para que el país tuviera de nuevo una medalla en atletismo, en Londres 2012 Caterine logró medalla de plata ¡histórico!.

Después de Caterine Ibargüen fue otra historia, en 2012 la saltadora colombiana afirmó que no se conformaba con la plata, cuatro años después logró el oro dominando casi toda la prueba.

Londres la ayudó a creer y a nunca más perder. Ganó dos veces consecutivas la liga diamante, ganó oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, oro en los Panamericanos y oro en Río. Caterine es la Usaint Bolt del Salto triple, pareciera que no tuviera rivales.

La colombiana estará inscrita entre los grandes de atletismo, pero no solo nacional sino internacional. Caterine Ibargüen salto para ser la más grande en el atletismo colombiano. Demos gracias porque que la vimos y porque podremos contar su historia para siempre.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente