Cerca de 22 mil estudiantes de colegios públicos y privados en Colombia podrían tener autismo de alto funcionamiento, o también conocido como síndrome de asperger, según lo reveló un análisis de la Corporación Universitaria Iberoamericana, a través de su programa de Licenciatura en Educación Especial.

El asperger, nombrado así en memoria de Hans Asperger, médico austriaco que lo descubrió, hoy reconocido como TEA de alto funcionamiento, es un tipo de discapacidad psicosocial difícil de diagnosticar debido a que las señales de su aparición en niños o niñas de 3 años en adelante son usualmente confundidas con malos comportamientos de crianza o educación.

El análisis realizado por la Corporación Universitaria Iberoamericana cotejó cifras relacionadas con la discapacidad, en donde se estima una tasa de prevalencia de 1.94 por cada 1.000 habitantes y se relacionan cifras de escolaridad, lo que permite señalar que son más de 22 mil los estudiantes en Colombia que podrían tener la discapacidad sin saberlo aún, y a los cuales se les categoriza con trastornos del lenguaje, problemas del aprendizaje y/o dificultades para relacionarse con las demás personas.

Según explicó Liliana Sofía Arias Escobar, decana de la Facultad de educación de la Corporación Universitaria Iberoamericana, “hay múltiples discapacidades intelectuales y sociales que son difíciles de detectar, por eso es importante que los colegios cuenten con docentes especializados en educación especial para que puedan detectar y apoyar el aprendizaje de los niños, pero también debemos, como padres, aprender más sobre los tipos de discapacidades”.

El estudio también señala un posible subregistro en las cifras oficiales de estudiantes con discapacidad en los colegios: según el Ministerio de Educación, por cada 1.000 estudiantes matriculados en las instituciones educativas oficiales, 22 han sido categorizados como estudiantes con discapacidad, sin embargo, no señalan el tipo de discapacidad, y el número puede ser mayor teniendo en cuenta algunas condiciones como el asperger.

En los territorios, por su parte, hay grandes contrastes: existen zonas donde se reportan muy pocos estudiantes con discapacidad y otros donde se reporta que cerca del 10 % de la matrícula corresponde a estudiantes con discapacidad.

Aumenta el número de licenciados en educación especial

En Colombia hay, actualmente, cerca de 3.400 Licenciados en Educación Especial, según datos suministrados por el Ministerio de Educación Nacional. Al año, en promedio, se gradúan 224 estudiantes en este campo, un número que se ha duplicado en la última década, ya que hace 5 años se graduaban en promedio 115 personas por año en este campo.

En cuanto a género, es una profesión en la que predominan las mujeres: el 93% de los licenciados en educación especial en el país son mujeres.

Bogotá es la ciudad con el mayor número de graduados en licenciatura en educación especial con 1.361, le sigue Medellín con 842, en la región Caribe las ciudades de Santa Marta (442), Barranquilla (365) y Cartagena (155).

¿Cómo orientar la educación de mi hijo sí sé que tiene autismo de alto funcionamiento o síndrome de asperger?

Liliana Sofía Arias Escobar, decana de educación de la Corporación Universitaria Iberoamericana, da algunas recomendaciones para tener en cuenta en la educación y el desarrollo del potencial de un niño o niña diagnosticado con autismo de alto funcionamiento.

  • Incluirlos en aula regular, en sesiones y clases que sean de su afinidad y gusto.
  • Conocer y tener en cuenta sus características y necesidades.
  • Observar sus intereses y motivaciones.
  • Trabajar de manera constante.
  • Buscar apoyo interdisciplinario.
  • Activar rutas de atención integral.