Alrededor de 53.000 migrantes venezolanos regresaron a su país desde Colombia en medio de la emergencia por el nuevo coronavirus, reveló la autoridad migratoria colombiana.

«Específicamente había 27.800 venezolanos que estaban en Norte de Santander (nordeste) y que ante el cierre de frontera (el 23 de marzo) decidieron permanecer en territorio venezolano», dijo en rueda de prensa virtual Juan Francisco Espinosa, director de la estatal Migración Colombia.

El funcionario precisó que los 27.800 migrantes salieron de Colombia en los tres primeros días del cierre de fronteras, mientras que otros 25.000 salieron de manera organizada, bajo medidas de bioseguridad, en autobuses desde Colombia hacia territorio venezolano.
«Esa organización nos ha permitido facilitar el proceso migratorio de más de 50.000 compañeros venezolanos», subrayó Espinosa.

La cifra de retornados representa un 2,8% del total de los inmigrantes venezolanos que hay en Colombia, y que según reportes de la propia Migración Colombia sumaban 1,8 millones de personas, entre legales e ilegales, a finales de febrero pasado.

Espinosa también señaló que «si los ciudadanos venezolanos quieren volver (a su país), van a poder regresar pero de manera organizada», y dijo que «Venezuela tiene una capacidad muy limitada de recibir a sus propios connacionales y eso es un tema que escapa a las autoridades colombianas».

Los migrantes venezolanos se quedaron sin sustento en las calles de Colombia a raíz del aislamiento obligatorio que rige en todo el país desde el 25 de marzo hasta el 25 de mayo para hacerle frente al nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

Colombia reportó el lunes que en el país hay 11.613 casos de contagio de COVID-19, mientras que el número de fallecidos es de 479 personas desde que se registró el primer caso de la enfermedad en el país, el pasado 6 de marzo.

Los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalan que en el mundo existen 4.088.848 casos confirmados de contagio y 283.153 muertos por COVID-19, enfermedad respiratoria que deriva en neumonía y cuyo foco inició en diciembre pasado en la ciudad china de Wuhan.