Tres años después de la presentación de la novena generación, el Chevrolet Malibú ha recibido algunas actualizaciones de estilo y tecnología.

Entre los cambios presentados por la marca propiedad de General Motors están la parrilla, los faros delanteros y las luces traseras, diferentes puntas de tubos de escape, nuevos adornos de cromo, colores y diseños de ruedas. Las unidades de iluminación en ambos extremos obtienen tecnología LED en los grados LT y Premier, mientras que el último agrega clústeres LED completos.

El sistema Chevrolet Infotainment 3 se encuentra en el interior con una nueva pantalla táctil de 8 pulgadas que se ofrece de serie en toda la gama. Opte por el modelo Premier y vea cómo el grupo de instrumentos analógicos es reemplazado por un sistema digital de 8 pulgadas. Presenta una cámara de marcha atrás sin costo adicional, mientras que la versión Premier está equipada con asientos traseros con calefacción estándar.

Al igual que otros modelos de Chevy, incluidos los Traverse y Cruze, el Malibu 2019 recibe la versión RS. Las actualizaciones incluyen la introducción de una parrilla negra y emblemas de corbatín, alerón trasero, tubos de escape dobles y rines de aleación de 18 pulgadas.

El sistema de infoentretenimiento antes mencionado se encuentra en el medio del tablero, junto con el volante forrado en cuero y la palanca de cambio de marchas, y los asientos de tela negros.

A pesar de la apariencia más agresiva, el Chevrolet Malibu RS 2019 solo utiliza un motor turboalimentado de cuatro cilindros y 1.5 litros. Desarrolla 163 HP y está emparejado con lo que el fabricante de automóviles llama una “nueva CVT”.

El motor turboalimentado de 2.0 litros con 250 HP, acoplado a una transmisión automática de nueve velocidades, viene exclusivamente con el modelo Premier.

Chevrolet lanzará el rediseñado Malibu este otoño, y el nuevo nivel RS (el de color rojo en las fotos) costará alrededor de 25 mil dólares.

Fuente y fotos: CarScoops