El presidente Sebastián Piñera promulgó este viernes la ley que prohíbe la entrega en todo Chile de bolsas de plástico en el comercio, convirtiendo al país en el primero en adoptar esta estricta legislación en América del Sur.

Chile se suma así a la sesentena de países en el mundo que han tomado medidas para reducir la contaminación producida por los 10 millones de bolsas que se consumen a cada minuto.

Desde este viernes y hasta que se venza el plazo de adecuación de seis meses, el gran comercio chileno podrá entregar “un máximo de dos bolsas plásticas de comercio a los consumidores, por cada compra que realicen”, dice el texto de la ley.

“Podemos vivir sin ellas, podemos vivir sin las bolsas plásticas”, aseguró a la AFP, Juan Alberto Urbina, jefe de una tienda de zapatillas en el centro de Santiago.

Cumplida esa fecha, la prohibición será total para supermercados, farmacias y otros grandes comercios, mientras que en los almacenes pequeños o de barrios la normativa entrará en vigor en dos años más a partir de la publicación este viernes de la ley en el Diario Oficial.

Relacionado

Nuestro planeta esté cerca de quedar totalmente sofocado por el plástico