Científicos perforaron el agujero más largo en la historia de la Antártida Occidental. El grupo de investigadores del British Antartic Survey batió récord cuando la distancia del agujero alcanzó los 2km a través de la capa de hielo.

El proyecto ideado por los británicos durante 20 años comenzó el 8 de enero con 63 horas de perforación continúa usando un taladro con agua caliente, atravesando la base Rutford Ice Stream en Antártida Occidental y consiguiendo llegar a más de 2.000 metros (2.152 para ser exactos).

La idea de los científicos era llevar a cabo una tarea exploratoria en donde obtendrían respuestas sobre cómo responderá la región al cambio climático. Los datos de este proyecto ayudarían a determinar lo rápido que el continente blanco podría perder su hielo, según lo explica Andy Smith, el investigador que lidera el equipo.

La institución encargada, British Antarctic Society, es una institución nacional del Reino Unido con cinco bases científicas y casi medio millar de empleados. Para hacer esta investigación se han basado en el glaciar Rutford y en las dinámicas del hielo antártico.

Así mismo, los científicos necesitan comprender cómo se ha comportado la capa helada del lugar para analizar las corrientes marinas que podrían estar drenando la superficie y para ello enviaron instrumentos a través del agujero que medirán la presión del agua, la temperatura del hielo y cuánto hielo se ha deformado.

El 22 de enero se comenzó a perforar otro pozo y se espera continuar en esa labor hasta mediados de febrero. Además, en el este de la zona, la misma técnica se usó hace algunos años para realizar aperturas más extensas (2,4 km) en el Polo Sur para el experimento IceCube.