Ocurrió en Brasil donde la policía cerró una carretera debida a una pelea entre dos pandillas.

Dicha pela terminó luego que la policía capturó a el jefe de una de las pandillas.