ardillas+1

Un residente de Wisconsin (EE.UU) encontró a cinco pequeñas ardillas que quedaron enredadas con un gran nudo de hiervas y tiras de plástico que su madre habría utilizado para construir el nido, esta persona de inmediato llamó al Centro de Rehabilitación para la Vida Silvestre de la Sociedad Humana.

Los especialistas del centro tardaron aproximadamente 20 minutos en desenredar el nudo con tijeras y la mayor delicadeza posible para no cortar ninguna cola en el proceso, pero primero les aplicaron anestesia a los animalillos, para poder tratar a las pequeñas ardillas que se encontraban asustadas ante la situación.

“Era imposible decir qué cola pertenecía a quién, y estábamos altamente preocupados porque todas ellas habían sufrido distintos grados de daño en sus tejidos por trastornos circulatorios”, comentaron desde la entidad. De no haberse dado la rápida intervención, las ardillitas habrían perdido sus colas y probablemente también sus vidas.

Luego de las “maniobras de liberación”, las ardillas comenzaron a recuperarse de la anestesia y hasta la fecha permanecen en el centro de rehabilitación, a la espera de una recuperación total. Los veterinarios siguen observando sus colas para prevenir una potencial necrosis antes de liberarlas.

El centro reportó que todas se muestran muy activas comiendo felizmente todo lo que le han ofrecido, incluyendo nueces, semillas y frutas, luciendo con orgullo su tupida y espesa cola.