Los cuidados paliativos constituyen una intervención integral para atender las necesidades de manejo de los síntomas, incluyendo el dolor, de los pacientes que se enfrentan al tratamiento de una enfermedad crónica avanzada, vinculando a su familia y su entorno en general.

Según la doctora María Victoria Mera, especialista en medicina interna adscrita a Colsanitas, “Brindar cuidados paliativos implica ver a la persona en sus múltiples dimensiones. Existe un aspecto físico porque la enfermedad genera molestias y síntomas que se pueden ajustar o modular con terapias o intervención farmacológica. También existen repercusiones en la capacidad funcional para desenvolverse en distintas situaciones y espacios”.

Igualmente, el paciente afronta cambios desde el orden afectivo y psicológico, pero a la vez existen necesidades espirituales; debido a que padecer una condición crónica hace, que a veces, la persona se deprima y quede sin un piso sobre el cual apoyarse y seguir el proceso. A continuación, cinco aspectos sobre los cuidados paliativos que se deben conocer. 

  1. ¿Quiénes reciben estos cuidados? Los pacientes con diagnósticos de cáncer son objeto de cuidados paliativos, por otra parte, se brinda atención de este tipo para enfermedades no oncológicas, específicamente se han tenido en cuenta unas patologías como son fallas cardíacas, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), insuficiencia renal avanzada y esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

Las enfermedades neurodegenerativas como las demencias, Alzheimer y los procesos hepáticos crónicos o hepatopatías crónicas también son atendidas.

  1. ¿Cómo se proporcionan? La forma cómo se proporcionan los cuidados paliativos se ajusta a las necesidades personales. Las enfermedades crónicas y su tratamiento no afectan de la misma manera a las personas, en algunos síntomas son más severos que en otros, o los efectos del tratamiento se manifiestan de una forma más intensa para unos que para otros.
  2. ¿Cómo acceder a los cuidados paliativos? Los cuidados paliativos los puede recibir cualquier paciente que afronte una de estas enfermedades y que quiera mejorar su calidad de vida, además, sirve para enfrentar los problemas asociados con su enfermedad.

En Colombia, se ha expedido una reciente legislación para incluir los cuidados paliativos en el control integral del cáncer dado su carácter de enfermedad de salud pública. Asimismo, se ha reglamentado el derecho que tienen las personas con enfermedades crónicas, degenerativas e irreversibles a esta atención.

  1. ¿Desde qué momento se brindan estos cuidados? Se suele asociar que quien recibe los cuidados paliativos se encuentra en una etapa de final de su vida, esto necesariamente no es así. En los pacientes de fin de vida la intervención es exclusivamente de cuidados paliativos y el acompañamiento en duelo para el grupo familiar.

Sin embargo, desde el punto de vista oncológico han cambiado las expectativas de los pacientes con cáncer. Puede ocurrir en muchos casos que el paciente se cure, pero eso no implica que durante su proceso no tenga síntomas que merezcan intervención de cuidados paliativos y se realice acompañamiento para que el tratamiento sea más llevadero. En cáncer esa ventana ya existe.

Esto conlleva que los cuidados paliativos se pueden recibir desde una etapa temprana del tratamiento de la enfermedad. El equipo de profesionales que proporcionan los cuidados paliativos acompaña, paralelamente, el proceso de intervenciones múltiples del especialista que atiende al paciente.

  1. ¿Quiénes brindan los cuidados paliativos? Los cuidados paliativos están a cargo de un equipo profesional conformado por médicos, enfermeros, psicólogos, trabajadores sociales, consejeros espirituales y voluntarios. Se trata de brindar una intervención multidisciplinaria, multidimensional, integral y continua para mejorar la calidad de vida del paciente y su familia.

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente