Cinco mil paquetes escolares serán entregados en instituciones educativas de Manaure, Maicao, Fonseca, San Juan y Riohacha; los municipios del departamento de La Guajira con mayor recepción de niños y niñas migrantes en el caribe colombiano. Las donaciones se realizan en el marco de un proyecto implementado por Unicef y la ONG internacional World Vision, con el que se pretende contribuir a que la niñez más afectada por la crisis migratoria de Venezuela pueda permanecer en el sistema educativo.

La Guajira, de acuerdo con Migración Colombia, ha recibido alrededor de 109.465 personas provenientes del vecino país que llegan al departamento en búsqueda de una mejor calidad de vida. Al llegar deben enfrentarse a un territorio donde las oportunidades de trabajo son escasas, hay dificultades para acceder a servicios básicos como el agua y adicionalmente la cobertura educativa no es suficientemente amplia para que los niños y niñas puedan acceder a un cupo. “Por eso es que hemos llegado a diez colegios de esta región, no sólo entregando kits escolares, sino brindando atención psicosocial a los niños y niñas, a sus familias. No queremos que a pesar de las dificultades interrumpan sus estudios”, aseguró Inmaculada Fernández, Gerente Regional de World Vision.

Los municipios fueron priorizados, no sólo por la cantidad significativa de población migrante, sino también por las condiciones en que se encuentran las instituciones y escuelas rurales donde se llevarán a cabo las entregas: Infraestructura deficiente, escasez en mobiliario y material didáctico para las clases, instalaciones bastante alejadas de la zona en que residen los niños, entre otros factores que inciden negativamente en el proceso de aprendizaje y que, en el peor de los casos, conlleva a la deserción.

Durante las donaciones, que se realizan desde el 18 hasta el 22 de febrero, harán presencia las secretarías de educación, a nivel departamental y municipal; docentes, padres de familia, líderes comunitarios y por supuesto los estudiantes beneficiados.

Adicionalmente, a través de Nika Editorial se dotarán con 12 mil libros las bibliotecas escolares de instituciones ubicadas en Manaure, Uribia y también en Montería, donde World Vision ha adelantado algunos procesos y proyectos especiales. Con esto se busca que los niños y niñas encuentren en la lectura una forma de aprovechar su tiempo libre y de fortalecer sus capacidades en las aulas de clase.