Cinco recomendaciones para evitar la pañalitis en los niños

206

Inflamación, enrojecimiento, ardor, descamación y  aparición de ampollas en la zona afectada son unas de las consecuencias que produce la pañalitis. Esta dolencia la sufren la mayoría de bebes al no retirarles los desechos orgánicos con rapidez, ya que estos, al contener un PH más ácido que el de la piel, ocasionan graves efectos de quemaduras.

No obstante, los pañales crean un ambiente húmedo que aumenta la permeabilidad a sustancias irritantes que, al juntarse con el calor del cuerpo y permanecer por mucho tiempo, se crean bacterias y hongos que infectan e irritan aún más la zona.

Cuando el enrojecimiento y la descamación persisten por más de 72 horas, y se acompañan de ampollas o pequeños puntos rojos, es porque hay una infección con hongos, lo que causa prurito y sangrado. En este caso es mejor llevar al infante donde el pediatra para iniciar un tratamiento específico.

“La piel de un bebé es suave y delicada, por esta razón el aseo de toda esta zona es fundamental para evitar la aparición de la pañalitis. Es importante que, al retirar el pañal, se limpien los pliegues de las piernas, para tener un completo aseo del área”, aseguró Paola Turbay, médica dermatóloga pediatra adscrita a Colsanitas.

Tenga  en cuenta las siguientes recomendaciones para evitar la dolencia de la pañalitis en los niños:

  1. Cambie el pañal con frecuencia. Es importante retirar el pañal entre 10 y 12 veces al día y nunca menos de seis veces. Tres horas de humedad son suficientes para producir irritación del área.
  1. Use la crema indicada para proteger la piel. Recuerde aplicar crema antes de colocar el pañal. Esto permite mantener el manto ácido de la piel y la protege de la invasión de agentes microbianos externos.
  1. No apriete demasiado el pañal. Es importante que el pañal no incomode al bebé y le permita libertad de movimiento. Cuando el pañal está muy ajustado genera fricción que aumenta las infecciones del área.
  1. Revise constantemente el pañal. Tenga en cuenta que el bebé tiene un reflejo gástrico que hace que cada vez que coma haga deposición. Por eso, hay que estar pendiente para cambiar el pañal y evitar la irritación que resulta muy molesta  y dolorosa para el infante.
  1. En climas cálidos, colocar los pañales en lugares ventilados. Un pañal caliente y húmedo que entre en contacto con la piel puede aumentar el riesgo de crear quemaduras.
Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente