Cinco recomendaciones para tratar el acné en adolescentes y adultos

132

La aparición del acné es un padecimiento que, aunque se presenta en mayor medida en los adolescentes, también pude afectar a personas adultas. Un mal tratamiento puede ocasionar cicatrices y afectaciones a la calidad de vida, por lo tanto es importante identificar cuándo se debe visitar a un especialista.

El doctor Arturo Argote, coordinador de dermatología de Colsanitas, afirma que “el acné es una enfermedad en la que intervienen diferentes factores,  como las hormonas, particularmente los andrógenos, también los trastornos de queratinización o proceso en la formación de la piel, y la bacteria Propienebacterium Acnes.  Se presenta con mayor frecuencia en adolescentes debido al desarrollo tanto en hombres como en mujeres”.

Es tradicional que ante la aparición del acné, se utilicen tratamientos caseros, lo cual no es una práctica recomendada. “Las cremas de dientes, por ejemplo, pueden empeorar los quistes, pápulas y pústulas del acné”, agregó el doctor Argote.

Para evitar que el acné aumente o deje cicatrices irreparables tanto en la cara, como en el pecho o la espalda que afectarán la calidad de vida del paciente, es imprescindible visitar al dermatólogo. Según el doctor Arturo Argote, “el médico dermatólogo no solo recomendará el tratamiento más apropiado sino que también evitará que el paciente cometa errores que pueden empeorar la enfermedad”.

Por eso, es importante tener en cuenta estas seis recomendaciones al momento de tratar el acné en adultos y jóvenes:

  1. Evita tratamientos caseros: es común que ante la aparición del acné los pacientes empiecen a realizarse tratamientos caseros sin la aprobación de ningún profesional médico. Esto puede llegar a empeorar el acné y a generar cicatrices que afectarán seriamente la calidad de vida.
  2. Influencia de los alimentos: siempre se ha creído que cierto tipo de alimentos pueden empeorar el acné, pero esto no es cierto. La alimentación no altera el curso de la enfermedad, trabajos clínicos han estudiado tanto el efecto de  la leche como el de comidas ricas en carbohidratos y han comprobado que los alimentos no producen acné.
  3. Constancia en los tratamientos: es importante tener presente que los tratamientos recomendados por el médico dermatólogo requerirán tiempo. Por lo tanto, estos deben realizarse de manera completa para que cumpla los objetivos esperados.
  4. Uso de maquillaje y protectores solares: si una persona está sufriendo acné debe prestar especial atención a los diferentes productos que se aplica en la cara. Los maquillajes y protectores solares grasosos, que contienen muchos lípidos y otros químicos que inducen a la  oclusión del folículo piloso deben ser evitados.
  5. Consulte al médico dermatólogo: es ideal visitar al especialista desde el primer momento en que aparece el acné. Esto no solo permitirá realizar el tratamiento más acorde sino que también evitará que se cometan errores que terminarán empeorando el padecimiento.

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente