Cinco tips para tanquear el carro, rendir la gasolina (u otros combustibles) y cuidar el bolsillo al tiempo

422

Suban o bajen los precios internacionales del petróleo y/o aumente o disminuya el precio el dólar en Colombia, los colombianos tenemos claro que el costo de los combustibles nunca bajará, o si lo hace será 100 o máximo 200 pesos, que sobre los casi 8.000 pesos que cuesta en promedio un galón de gasolina corriente, resulta siendo más un sofisma distractor que una rebaja real. Ese cuento del ‘Fondo de estabilización’ para el precio de los combustibles, no se lo cree sino el Gobierno.

Y como todo parece indicar que se nos avecina una Reforma tributaria estructural, es hora de ir pensando en gastar los recursos de la manera más inteligente posible. De ahí que, tomando como fuente a Petrobras, a continuación desglosamos algunas acciones para tener en cuenta al momento de realizar la carga de combustible de la manera más eficiente posible.

1. Revise el surtidor: mire que se encuentre siempre en ceros antes de iniciar la carga y exija el recibo de la operación. De esta manera puede asegurar que una compra anterior no sea sumada a la suya. Aunque suene a broma, aquello del ‘manguerazo’ todavía existe.

2. Realice periódicamente un control del kilometraje recorrido de su vehículo teniendo en cuenta los galones consumidos versus la distancia recorrida: para tal fin puede usar el odómetro en el tablero de su carro o consultar el manual de fabricante.

3. Mantenga el tanque de combustible lleno: mientras más combustible haya en él tanque, menos aire hay en el mismo evitando su evaporación.

4. Seleccione una estación de servicio confiable: que tenga una buena presentación, que preste un buen servicio y que cuente con sistemas de aseguramiento que monitorean la medida del combustible. Una estación que transmita una buena impresión, por lo general indica que sus tanques y surtidores son aptos para entregar un producto de calidad, y con la medida justa.

5. Tres consejos cortos para que rinda el combustible: adquiera el habito ‘ECO’ de presionar suavemente el pedal del acelerador cuando ponga en marcha su vehículo y durante la conducción. Pisar el acelerador a fondo produce hasta cuatro veces más consumo de combustible. Revise periódicamente que las llantas de su vehículo tengan la presión correcta. Si se encuentran por debajo de su presión normal se aumenta la resistencia a rodar y el motor debe realizar un mayor esfuerzo, aumentando el consumo. Realice el mantenimiento de su vehículo en los tiempos adecuados ya que la falta de mantenimiento puede ocasionar un mayor consumo del costoso líquido.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente